Archivo de la etiqueta: Michoacán

PRI denuncia a Luisa María

PAULINO CÁRDENAS

Basándose en una grabación difundida el pasado 13 de febrero en medios de Michoacán, en la cual se escucha a la hermana del Presidente, Luisa María Calderón Hinojosa, plantear el uso de dinero para ganar el proceso interno del blanquiazul al senador Marko Cortés, el PRI decidió interponer una denuncia por presuntos delitos electorales y probable desvío de recursos públicos en su contra. Con esta denuncia el tricolor busca poner a prueba la imparicialidad de la nueva fiscal Especial para la Atención de los Delitos Electorales, Imelda Calvillo Tello, quien entró al relevo de José Luis Vargas Valdez, destituído del cargo por no prestarse al juego sucio en la tierra natal del mandatario panista.

En conferencia de prensa, el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, presentó el audio donde se escucha la voz de la hermana de Felipe Calderón, y afirmó que esto prefigura una elección de Estado del gobierno de Calderón y del PAN en las elecciones presidenciales de julio próximo. “Existen indicios de la intención para armar una elección de Estado y uno de estos nos lo dieron en la elección para gobernador en Michoacán. Cada uno de los delegados de la secretaría del gobierno federal actuó como operador político de la señora Calderón. Y lo quieren reproducir en la elección de julio”.

Aseguró el dirigente que a los “guardadotes” del gobierno de Felipe Calderón, que de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación suman 300 millones de pesos, “es muy probable que se les dé un uso absolutamente discrecional y esto no abona a la confianza del proceso electoral”. Cuestionado si no es una denuncia extemporánea dado que ya se ratificó el triunfo de Fausto Vallejo Figueroa como gobernador de Michoacán, el dirigente priísta afirmó que aun cuando los probables delitos habrían ocurrido en 2011, el audio se difundió apenas el 13 de febrero, por lo que ‘aún es tiempo legal para iniciar la investigación’.

El PRI pidió a la nueva fiscal Especial para la Atención de los Delitos Electorales, Imelda Calvillo Tello, “investigue, sin sesgo partidista, estos actos de corrupción. Que el gobierno federal se abstenga de ese tipo de prácticas durante el proceso electoral de 2012”, informó Joaquín Codwell al señalar que por ello su partido interpuso una denuncia por presuntos delitos electorales y probable desvió de recursos públicos en contra de la hermana del presidente Felipe Calderón y ex candidata de Acción Nacional al gobierno de Michoacán, a partir de la grabación difundida en medios de esa entidad, en la cual se escucha a quien apodan ‘Cocoa’, plantear el uso de dinero para ganar el proceso interno del blanquiazul.

Durante la conferencia de prensa, el dirigente del PRI presentó el audio donde se escucha a Luisa María Calderón plantear a sus colaboradores de precampaña incluso dar seguimiento a los actos públicos de Marko Cortés “o si tenemos que ir atrás de sus líderes o si tenemos que ir uno por uno, o si a billetazo suyo vamos nosotros con billetazo nuestro”. Plantea también el uso de materiales de construcción para ganar votos en la elección panista a candidato de Michoacán, cargo para el que ella fue postulada.

Sin duda teniendo conocimiento de que se venía esa denuncia en su contra, fue que Luisa María primero dio a conocer que no aceptaría ser candidata del PAN a senadora, al tiempo que, con el dirigente de Acción Nacional, Gustavo Madero, y llevando como comparsa al dirigente del PRD, Jesús Zambrano, han vuelto a acusar al prísta Fausto Vallejo de supuestos vínculos con el narcotráfico, buscando que la nueva fiscal pudiera presuntamente prestarse al juego que su antecesor no se prestó.

Con ello asumen que al nuevo gobernador de Michoacán ya en funciones, podrían someterlo a un golpeteo inmisericorde descalificándolo con acusaciones de estar ligado al crimen organizado, sin aportar pruebas, cantaleta que desde Los Pinos se había tramado tiempo atrás como estrategia para, en caso de no ganar la hermana de Felipe Calderón la gubernatura de Michoacán, se montaran en el argumento de que el crimen organizado estuvo a favor del PRI para hacer perder al PAN, a lo que no prestó el anterior fiscal Especial para la Atención de los Delitos Electorales, José Luis Vargas Valdez, como lo expuso hace unos días Pedro Joaquín Coldwell en rueda de prensa.

El presidente nacional del PRI hizo hincapié en que existe la marcada intención de ir prefigurando desde ahora una elección de Estado por parte del gobierno de Calderón y del PAN, en las elecciones presidenciales de julio próximo. Señaló que el laboratorio de ese plan de hecho se dio en Michoacán, en donde se quiso ensayar la anulación de las elecciones para gobernador, pretextando la supuesta intervención del crimen organizado a favor del candidato priísta, lo que desde Los Pinos se pretende replicar, pero ahora en la figura de Enrique Peña Nieto.

Habrá que ver cómo reacciona sobre este asunto la nueva titular de la Fepade, Imelda Calvillo Tello, quien estará bajo a lupa de la cúpula priísta.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Calderón, ‘fundamentalista’

PAULINO CÁRDENAS

El relevo del titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales, José Luis Vargas Valdez, obedeció a que no aceptó presiones del Gobierno y de Acción Nacional en torno a la elección para gobernador en Michoacán en la que perdió la hermana del Presidente, ya que la acusación sobre la supuesta injerencia del crimen organizado en las elecciones no pudo ser probada ante esa instancia, por lo que quedó ratificado el triunfo del priísta Fausto Vallejo que hoy tomará posesión como gobernador de esa entidad, tierra natal del mandatario panista.

Lo anterior fue denunciado por el dirigente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell quien señaló que el relevo en la Fepade fue hecho sin dar explicación alguna, lo cual es antidemocrático. Dijo que da la impresión que lo que se busca con el nombramiento de la nueva fiscal, Imelda Calvillo Tello, es la incondicionalidad y la sumisión a las órdenes superiores. El dirigente calificó  de ‘fundamentalista’ a Felipe Calderón, ya que por ningún motivo quiere que el Revolucionario Institucional llegue a Los Pinos.

Considera que para evitarlo, buscaría por todos los medios que las elecciones del primer domingo de julio queden anuladas, como el mandatario panista y su partido buscaban a toda costa que sucediera en el caso de Michoacán donde perdió su hermana Luisa María, juego al que el ahora ex fiscal no se prestó, por lo que fue relevado. En entrevista con Carmen Aristegui dijo que Vargas Valdez no accedió a las presiones que ejerció sobre él el presidente Calderón y Acción Nacional.

Señaló además que hay pruebas fehacientes de que el gobierno usa la procuración de justicia en beneficio de sus causas partidarias, lo que ‘es muy grave para la higiene del proceso electoral’. Indicó que a falta de una explicación del gobierno federal por ese inesperado relevo en plena época electoral, el PRI se avocó a indagar las causas de ese ‘arbitrario y antidemocrático’ cambio repentino. Comentó que a la nueva fiscal le falta experiencia para la alta responsabilidad que le tocará enfrentar.

Indicó que en el caso de Michoacán, la intención del Presidente estaba orientada a buscar la nulidad de la elección, a partir de una acusación temeraria –”digo temeraria porque no se acompañó de ninguna prueba”–, en el sentido de que el crimen organizado había coaccionado el voto de los ciudadanos michoacanos, y en consecuencia se debería declarar nula esa elección. Pero el ex fiscal no se prestó a ese truculento juego.

En una visita a Washington, agregó el dirigente, en una comparecencia en el Consejo de las Américas, el fiscal Vargas Valdez declaró dos cosas en línea opuesta a lo que ha vendio sosteniendo el gobierno federal y Acción Nacional. Dijo primero que en México el Presidente debería de convocar a todos los partidos políticos para hacer un pacto que blindara las elecciones para evitar cualquier injerencia del crimen organizado y que el Estado acabe siendo rehén de grupos ilegales.

Otro de sus comentarios fue que la línea rectora de ese pacto debía de ser la no utilización política para descalificar partidos con el tema del narcotráfico, “que es justo lo que el gobierno está haciendo”, comentó el dirigente priísta. “No hagamos política electorera con ese tema” era el mensaje del fiscal en Washington. Esto a raíz de que Enrique Peña Nieto se había quejado de que Calderón y sus agentes han insistido en Estados Unidos en querer vincular al PRI con el crimen organizado en un afán de desprestigiar a ese partido y a su candidato de cara a las próximas elecciones.

Otra cosa que seguramente irritó enormemente al partido y al gobierno panista, es que dijo en Washington que era imposibe que alguien pudiera alterar en este momento los resultados electorales de manera masiva en México, por la serie de candados que existen y la confiabilidad del sistema electoral. Puso como ejemplo que las últimas siete elecciones estatales se habían conducido con normalidad democrática, incluida la elección a la gubernatura de Michoacán, la cual consideró como ‘válida’.

A partir de esas declaraciones, afirmó el dirigente tricolor, se inició el proceso de la remoción del titular de la Fepade. Y preguntó: ¿Por qué esa prisa de cambiar al fiscal? ¿Cuál es la razón? ¿Por qué sustituir a un fiscal de delitos electorales cuando el proceso ya esta en marcha? Sin duda fue un golpe de autoridad el relevo en la Fepade. Un gobierno democrático debe dar una explicación. Sin embargo no ha sido así y a cambio se dio el acto arbitrario del relevo la noche del pasado lunes 13.

Si como lo afirma Joaquín Coldwell, Felipe Calderón ha actuado como ‘fundamentalista’, es porque su formación panista, según su biografía política, incluyó aprender a odiar al PRI a todo lo que da. Lo que queda zumbando en los oídos es la intención del Presidente de hacer hasta lo imposible para anular las elecciones de julio próximo, si ve que el avance del candidato del Revolucionario Institucional hacia Los Pinos sigue incontenible, como se da por hecho que sucederá.

pcardenascruz@yahoo.com.mx



Anulan elección en Morelia

PAULINO CÁRDENAS

Después que la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación con sede en Toluca, anuló la elección de alcalde en Morelia celebrada el pasado 13 de noviembre, el PAN quiere ahora que se anulen los comicios para gobernador por Michoacán. Ante la euforia panista, de la que también se contagió el PRD, el PRI llamó a reunión urgente para deliberar sobre la posible impugnación del resolutivo de la capital michoacana que al final podría acatar, y para saber el camino que deberán tomar para impedir que las presiones de Los Pinos no incida en los magistrados del TPJF para revisar el caso del triunfo priísta en el mando estatal, en lo que el PAN-gobierno sigue insistiendo.

En el caso de la capital michoacana, Acción Nacional había impugnado los resultados de los comicios arguyendo graves anomalías habidas durante el proceso electoral. El ganador de la contienda había sido el priísta Wilfrido Lázaro Medina, y el perdedor el panista Marko Cortés, pero los panistas pidieron el recuento voto por voto al incoformarse porque la votación había sido muy apretada, con una ventaja para el candidato del tricolor de 0.78 puntos. En el nuevo conteo la ventaja volvió a ser para el candidato del tricolor, pero AN insistió en impugnar todo el proceso.

Durante las elecciones el priísta había obtenido 122 mil 258 votos, mientras que en segundo lugar se había ubicado el abanderado panista con un total de 119 mil 941 sufragios, es decir, 2 mil 317 menos que el priísta. Con base al argumento de lo apretado de la votación, se realizó el recuento voto por voto de las 923 casillas utilizadas durante la jornada electoral. No obstante, un error en la captura de datos propició que se volvieran a abrir y a contabilizar las boletas de 71 paquetes electorales, además de revisarse 328 papeletas más que presentaban incidencias que hicieron dudar sobre su validez a los consejeros electorales.

Al anular los comicios de Morelia por supuestas graves anomalías cometidas en el proceso, Acción Nacional espera ahora que el Tribunal Electoral anule la elección a gobernador que se realizó en noviembre pasado y que dio el triunfo al priísta Fausto Vallejo. En conferencia de prensa, Juan Molinar Horcasitas, secretario de acción de Gobierno del PAN, dijo que en dichas elecciones se presentaron algunas violaciones a la ley. Citó el caso del día anterior a los comicios, cuando el boxeador Juan Manuel Márquez portó en sus calzoncillos el logo del tricolor.

“Si solamente se anulara para la elección estatal el municipio de Morelia, en una estricta y reducida coincidencia, congruente con la decisión que se ha tomado respecto a la elección, eso bastaría para revertir la diferencia de votos que separa a ‘Cocoa’ Calderón del Candidato del PRI. La diferencia, por el margen que tuvo en Morelia, es mayor a la diferencia que hubo entre ambos candidatos”, expresó.

Por su parte el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, dijo que después de la anulación de la elección de Morelia el siguiente paso es que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación cancele la elección completa de Michoacán. Esta declaración, para algunos observadores políticos forma parte de la misma estrategia que empezó a manejar el presidente Felipe Calderón, luego de que su hermana Luisa María quiso justificar su derrota señalando la supuesta intromisión del narco en el proceso electoral de aquel estado, lo que fue secundado de modo grandilocuente por su hermano quien inició una campaña para decir lo mismo, pero agregando que eso podría suceder en las elecciones del 2012, amarrándose anticipadamente el dedo por la derrota que sufriría su partido el año próximo, según comentó la oposición, ocurriendo al mismo argumento de infiltración del narco en el proceso electoral para pedir la anulación de las elecciones.

Pero de todo aquel ruido mediático, lo que quedaba como última esperanza era Morelia, la capital de su estado, en donde el panismo tenía cifrada sus esperanzas en que la Sala Regional del TPJF dictara la cancelación de las elecciones, como finalmente sucedió. El PAN-gobierno tenía previsto que, si así sucedía, de inmediato entraría en operación una estrategia mediática para impugnar fuerte ante el tribunal, lo mismo para la elección de gobernador de Michoacán, la que perdió la hermana del Presidente, Luisa María Calderón Hinojosa, frente al priísta Fausto Vallejo.

Como se recordará, el 13 de noviembre pasado se celebraron las comicios para elegir gobernador en la entidad natal de Felipe Calderón, quien decidió darle todo su apoyo a su hermana para lograr el triunfo. Para ello ordenó a su gabinete cobijar en todo a su hermana Luisa María, quien aspiraba ser la mandataria de aquella entidad, quien a pesar de que todo se condujo a su favor como una elección de Estado, perdió la gubernatura. El rival a vencer no era Silvano Aureoles el candidato del PRD, no obstante que este partido venía ostentando el poder de ese estado desde hacía dos sexenios, sino el adversario real era el del Revolucionario Institucional.

De ahí que para apoyar a su hermana, el mandatario panista le ordenó a sus secretarios y otros miembros de su gabinete, apoyarla en los diversos actos proselitistas que celebró en sus recorridos por diferentes regiones michoacanas. No obstante las críticas por ese descomunal apoyo, en Los Pinos les valió. Al final y luego de una derrama enorme de recursos, Luis María Calderón Hinojosa fue derrotada por el candidato del PRI. Sin embargo, de hecho se estaba en espera de lo que habría de decidir la Sala Regional del Tribunal Federal del Poder Juidicial de la Federación con sede en Toluca en cuanto al caso de Morelia, para de ahí arrancar las presiones para que lo mismo decida sobre los comicios para gobernador que ganó Fausto Vallejo.

El PRI en pleno abrió un periodo de reuniones que por ahora será permanente, para analizar los pasos a seguir con la anulación de elecciones de Morelia, que buscan que siga el mismo camino de Michoacán por parte de las instancias electorales que tendrán que soportar toda clase de preiones. Si el PAN-gobierno logra también su propósito de anular las elecciones para gobernador del estado natal de Felipe Calderón, estará más que claro que ese mismo esquema querrá aplicarse con la elección presidencial del 2012, en donde el candidato panista no tendrá nada que hacer frente a sus oponentes. La lucha por el poder pues, apenas comienza, y será una lucha sin cuartel.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


La idea es crear sicosis

PAULINO CÁRDENAS

Los mexicanos ya se percataron de la intención del presidente Felipe Calderón de querer sembrar desde ahora una sicosis colectiva sobre la amenaza latente que según él pudiera representar la intromisión de las mafias del narcotráfico en las elecciones de julio de 2012, como afirma que sucedió recientemente en Michoacán donde perdió su hermana Luis María la gubernatura pese a que quiso ser una elección de Estado.

Quienes creen esta hipótesis señalan que es obvio que el Presidente está queriendo armar una estrategia como aquella que elaboró su gente en 2005 contra Andrés Manuel López Obrador, de que el tabasqueño era “un peligro para México” para que no votaran por él. La idea es crear una sicosis colectiva de miedo.

Señalan que el propósito esta vez sería evitar, o en su caso anular, las elecciones en julio del 2012, a causa de esa supuesta intromisión del narco en la jornada en donde habrá de elegirse a su sucesor como la que, según ha venido sosteniendo, sucedió en su tierra natal, sobre la cual la oposición priísta le ha pedido que presente pruebas contundentes que demuestren su dicho.

Al mismo tiempo se preguntan: ¿Qué hubiera pasado si la hermana hubiese ganado? ¿Estaría con la misma obsesión? Sólo habría que recordar el ‘michoacanazo’ contra el PRD, de triste y penosa memoria para el gobierno panista.

Esa obsesiva insistencia de hablar y hablar, de unas semanas para acá, en términos de amenaza latente de que los cárteles de la droga y del crimen organizado podrían influir en las elecciones del año que viene, evidencia que desde ahora el mandatario y su gente vislumbran que Acción Nacional no repetirá por tercera vez en el mando federal, sea quien sea su abanderado.

Esa peligrosa y audaz estrategia que el propio mandatario panista está empujando a todo lo que da, confirma también lo que se viene diciendo desde hace meses, de que por nada del mundo quiere que el PRI llegue a Los Pinos, y menos con Enrique Peña Nieto al frente, necedad que podría desembocar en un cisma político y electoral sin precedente.

En las filas del tricolor hay malestar por esa idea que se le ha metido en la cabeza a Calderón, y ven con grave preocupación que la quiera llevar hasta sus últimas consecuencias, molestia en la cual coinciden también no pocos intergantes de las izquierdas, sobre todo las que desde 2006 se han sentido robadas al haberle dado las autoridades electorales el triunfo al michoacano sin haber aceptado el escrutino ‘voto por voto’, como sí sucedió en Morelia pese a lo cual el triunfo fue ratificado a favor del PRI.

La afirmación presidencial de que va a cerrar su gestión gubernamental ‘a tambor batiente’, muchos lo asocian con esa intención que algunos califican de enfermiza, de hacer todo para denostar desde ahora el proceso electoral con la cantaleta de que el narco estará detrás, por lo que según insiste pasó en Michoacán, para dizque favorecer al PRI.

Quienes manejan la hipótesis de que quiere crear una sicosis colectiva de que el narco estaría atrás de los comicios de julio proiximo, refuerzan su dicho con la manga ancha que de hecho le ha dado su gobierno al de Washington para que agentes de sus diferentes corporaciones antinarcóticos y de lucha contra las bandas criminales operen en México, como son los de la DEA, el FBI, la ATF y la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), entre otras.

La intención es crear un clima de guerra total en donde el narco aparecería como enemigo público número uno para México, con un avance incontenible –lo cual se ajusta perfecto a la aceptada incapacidad de su gobierno de detener el empoderamiento de los traficantes y de las mafias criminales–, por lo que se haría necesario, bajo ese mismo supuesto, que soldados y ‘marines’ norteamericanos le vengan a echar la mano en esa lucha a las desgastadas Fuerzas Armadas mexicanas.

Por lo pronto, durante la celebración del aniversario número 63 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos celebrada este fin de semana en Querétaro, el rector de a UNAM José Narro, el poeta Javier Sicilia y Miguel Concha Malo, presidente de la asociación Fray Francisco de Vitoria, se sumaron a la denuncia que presentaron 23 mil personas ante la Corte Penal Internacional de La Haya el pasado 25 de noviembre contra la actitud criminal del Estado o de sus protegidos reales de esa infructuosa lucha armada.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Acechanzas contra el PRI

PAULINO CÁRDENAS

Al PRI lo acechan varios peligros, dijo Manlio Fabio Beltrones al bajarse del caballo como aspirante a abanderado de su partido para el 2012. Acaso por ello prefirió una misteriosa retirada de “unidad”. Y dio pistas de esas acechanzas contra el tricolor. Una, que podría persistir para el 2012 lo que hubo detrás de los recientes comicios de Michoacán que acabaron con un triunfo muy apretado de ese partido. Otra, que los partidos de izquierda, a pesar de los pesares, van en unidad con Andrés Manuel López Obrador, lo que, bajo la óptica del líder priísta en el Senado, el tabasqueño podría ser un serio enemigo a vencer.

Pero otra acechanza, acaso la más importante para el Revolucionario Institucional según lo dejó entrever, es el propio dirigente de ese partido, Humberto Moreira, no sólo porque éste  cambió la señal sobre la forma en que los miltantes, adherentes y priístas en general podrían manifestar internamente su simpatía por tal o cual prospecto. Manlio Fabio quería evitar que hubiera ‘cargada’ pero en la convocatoria que publicó el coahuilense, modificada, al final se daba luz verde a la también llamada ‘bufalada’.

Manlio Fabio debe tener sus reservas sobre la danza de 34 mil millones de pesos en deudas que dejó Moreira en el estado de Coahuila, que gobernó hasta enero, un asunto que el PAN no soltará por nada del mundo, lo que podría perjudicar a Peña Nieto en sus aspiraciones para llegar a Los Pinos. Y además, porque hay claros visos de una rebelión interna que empieza a darse en las filas priístas ya que Moreira firmó alianzas con el PVEM y el Panal con el compromiso de cederles candidaturas y posiciones en las Cámaras de Diputados y de Senadores.

Y en Chiapas también hay disgusto del bueno porque el tricolor pretende ir en alianza con el Partido Verde llevando como candidato al senador Manuel Velasco Coello, a quien ve con simpatía el ex mandatario mexiquense. Como sea, las circunstancias lo llevaron a dejarle el camino libre a Enrique Peña Nieto, quien siempre tuvo una enorme ventaja en cuanto a preferencia del voto según todas las encuestas, por lo que su decisión se esperaba en todo caso hasta el año próximo.

Cuando todavía soñaba aparecer en las boletas electorales del 2012 como aspirante a la máxima magistratura el país, el sonorense señalaba que antes de elegir candidato su partido debía explicarle a la gente para qué se quiere el poder y cuál es el rumbo que se le quiere dar al país. “De lo contrario estaríamos solamente intentando sustituir un nombre por otro en la Presidencia de la República, cuando lo que se necesita es construir un rumbo de país, para rescatar el orgullo de los mexicanos”, advirtió entonces.

Beltrones, al darse cuenta de que primero sería el hombre y luego el programa, le quedó claro que nada tenía que hacer con miras a la elección interna; incluso dejó entrever su molestia Si bien el sonorense se percató de que ni yendo a bailar a Chalma podría competir con el candidato inevitable, no quiso ser el ‘Juanito’ del ex mandatario mexiquense. “Prefiero ser un hombre últil al interés de mi país” señaló en un desplegado y un video que se dio a conocer desde la noche del lunes, al bajarse de plano del caballo de las posibles nominaciones internas de su partido.

Dijo que en semanas recientes había recibido opiniones de “distinguidos cuadros del PRI” a favor de construir una candidatura de unidad “para enfrentar a los verdaderos adversarios”. ¿Cuáles son los ‘verdaderos adversarios’? Dio otra pista al decir que la unidad “se construye con una idea común, con reglas claras, con transparencia, con equidad y sin exclusiones”. ¿Qué quiso decir con esto?

“En mi partido hay quienes tienen prisa y alegan la necesidad de la unidad para conservar privilegios o para garantizar sus intereses personales o de grupo”. Esto lleva mensaje. Al hacer pública su decisión dijo que “no es un sacrificio” sino su aportación a la unidad del instituto político donde milita y optimista da por hecho la victoria electoral de su partido para sacar al PAN de Los Pinos el próximo año. Advirtió que no tiene ambiciones personales ni abriga intereses mezquinos.

Por lo pronto no hay que olvidar que Manio Fabio Beltrones fue discípulo de Fernando Gutiérrez Barrios y conoce los intríngulis del espionaje político. Algo debe saber que los demás ingnoran. Y no quiere ser parte de ello. ¿Qué le depara su futuro político? ¿Negoció algo con Peña Nieto? ¿Qué significado tiene el “mañana empiezo otra vez”?

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Otro revés a Calderón

PAULINO CÁRDENAS

Aparte del inesperado golpe de haber perdido a su amigo Francisco Blake Mora en el fatídico helicopterazo del viernes, en el ámbito político el presidente Felipe Calderón sufrió otro revés este domingo con la derrota de su partido en los comicios de Michoacán, en donde su hermana Luisa María era la candidata del albiazul para la gubernatura de ese estado y que perdió pese a haber tenido consigo durante su campaña todo el apoyo del aparato presidencial y del gabinete calderonista, en una jornada que resultó más concurrida de lo esperado.

La ventaja que llevaba ayer al cierre del cómputo de los sufragios Fausto Vallejo, candidato del PRI-Partido Verde, aunque la podrán impugnar los panistas y perredistas en los tribunales electorales de esa entidad, el triunfo de quien hasta en cuatro ocasiones ha sido presidente municipal de Morelia, es de hecho irreversible. El PRI en alianza no sólo habría ganado la gubernatura, sino más de un tercio de los 113 municipios michoacanos, además de que tendría mayoría en el Congreso local.

Además de dejar en el camino a la hermana del Presidente, la virtual victoria del priísta habría echado por la borda también los anhelos de Silvano Aureoles, del PRD-PT-Convergencia, con lo que la izquierda habría perdido la jettatura de doce años consecutivos al frente del gobierno de Michoacán, que primero tuvo con Lázaro Cárdenas Batel, hijo de Cuauhtémoc Cárdenas, y actualmente con Leonel Godoy.

Con la derrota de su candidato en aquella entidad, al PRD sólo le queda como bastión único el Distrito Federal, en donde por como va la racha imparable del Revolucionario Institucional, podría recuperar la plaza más importante para el sol azteca la priísta Beatriz Paredes Rangel, quien está lista para rescatar políticamente para su partido la capital del país durante las elecciones de julio del año próximo, cuando desde ahora se da por hecho que Enrique Peña Nieto sacará al PAN de Los Pinos.

En cuanto al PAN, la aspiración de poder contender con la aplanadora priísta el año que viene, hará repensar a Calderón si de plano se lanza por promover una alianza PAN-PRD, en donde el candidato pudiera llegar a ser el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, ex priísta y dizque perredista, ya que ni Ernesto Cordero levanta, ni su candidata es Josefina Vázquez Mota  -quien perdiera a su principal apoyador en el accidente del viernes por la mañana, Blake Mora-, y menos el ex secretario de Gobernación, Santiago Creel, quien es gente de Martha Sahagún y Vicente Fox.

Otro escenario menos creíble es que Ebrard, al perder en las encuestas ante Andrés López Obrador, decida ser el coordinador de la campaña del tabasqueño, si éste lo acepta. De no ser así, la posibilidad de que el jefe de gobierno capitalino se anime a ir por la grande en alianza como candidato del albiazul y el sol azteca, sin duda no la descartaría.

Todo esto, en medio de la sombra de fatalidades que siguen persiguiendo al Presidente al perder el viernes pasado a otro de sus más cercanos colaboradores y amigo. Hacía tres años y siete días que había fallecido en un avionazo sucedido en la zona de Las Lomas de la ciudad de México quien fuera su delfín político, Juan Camilo Mouriño, que como titular de la política interior del país tenía, entre otras funciones a su cargo, igual que el funcionario tijuanense, acotar el avance de las mafias del narcotráfico que operan en el país.

En medio de su trágica circunstancia, Calderón tendrá que avocarse a buscar al quinto titular de Gobernación de su sexenio, después de haber pasado por ese cargo Francisco Ramírez Acuña, Juan Camilo Mouriño, Fernando Gómez Mont y su amigo ‘Blake’ como le decía al malogrado funcionario tijuanense. El jefe del Ejecutivo deberá determinar cual será su prioridad de cierre de sexenio -que sin duda seguirá siendo su guerra contra las mafias-, antes de ver el perfil del próximo huésped de Bucareli. Con toda la pena que lo embarga, esto lo habrá de decir probablemente esta misma semana.

Por ahora las autoridades aeronáuticas siguen dilucidando las causas del fatal evento que insisten en achacar al factor climatológico, aunque hay una versión surgida de parte de familiares directos de uno de los pilotos que conducían el aparato, en el sentido de que el helicóptero que se desplomó ya venía presentando algunas fallas desde antes de su fatal caída en un cerro del estado de México, lo que pudo haber provocado el desplome en pleno vuelo de la nave, lo que descartaría la hipótesis oficial de que un banco de nubes hubiese sido la causa de que el aparato se desviara y finalmente se estrellara.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Morir en día de muertos

PAULINO CARDENAS

Morir en día de muertos es una paradoja de la vida. Eso sucedió con la ejecución del alcalde de La Piedad, Ricardo Guzmán Romero, que ha puesto al rojo vivo las elecciones en Michoacán a celebrarse el próximo día 13 si es que no se cancelan los comicios. ¿Fue un mensaje? Lo que queda claro es que la lucha por el poder cada vez se pone más candente. Y es obvio que la mano del crimen organizado está en medio. Por lo pronto el PAN exigió al gobernador Leonel Godoy esclarecer los hechos y los líderes de todos los partidos condenaron el artero crimen del edil panista.

Desde Cannes, Francia, en donde se encuentra, el presidente Felipe Calderón Hinojosa ofreció su pésame a la familia del presidente municipal “cobardemente asesinado”, y recordó que era parte de un proyecto por un Michoacán mejor. Instruyó a su gabinete de seguridad a disponer de todos los instrumentos a su alcance, con el fin de coadyuvar en las investigaciones que realiza el gobierno de Michoacán “para esclarecer los hechos, identificar y localizar a los responsables, así como someterlos ante la justicia”.

Para el panismo, las elecciones en Michoacán están consideradas como el preámbulo para hacer tropezar al PRI en ese estado –en el que el PRD ha tenido el mando desde hace casi tres sexenios–, y de ganar Acción Nacional lo festinarían como lo que podría suceder en el 2012.  La candidata de Acción Nacional, Luisa María Calderón Hinojosa, hermana del presidente Calderón, dijo que ese crimen no la arredra para seguir en la contienda, sino al contrario.

Como se sabe, fue en su propio estado en donde el mandatario panista le declaró la guerra a las mafias en diciembre de 2006. En esa entidad hay desplazados miles de efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía federal para hacerle frente a los cárteles de La Familia Michoacana y a los Caballeros Templarios que pelean la plaza con otros cárteles que se las quieren arrebatar para realizar también sus actividades ilícitas.

Todo eso sucede, mientras hoy se están cumpliendo tres años de la muerte de Juan Camilo Mouriño. Para Felipe Calderón la muerte de su delfín fue un golpazo emocional además de político. Con esa pérdida el Presidente entró en una fase de fragilidad política porque, entre otras cosas, no ha habido quien supla esa ausencia. Si viviera quien fuera su secretario de Gobernación, sería sin la menor duda la carta fuerte que le estuviera disputando simpatías al candidato inevitable del PRI, Enrique Peña Nieto para el 2012.

El encargado de la política interna del país era una pieza clave en la lucha contra el crimen organizado, por lo que algunas versiones apuntaron a que el funcionario pudo haber muerto víctima de un sabotaje. Lo mismo se dice del otro funcionario que lo acompañaba, José Luis Santiago Vasconcelos, quien se desempeñaba como titular de una Secretaría Técnica encargada de la implementación de reformas constitucionales en materia de seguridad y justicia penal y que ya había recibido amenazas de muerte.

En el mismo vuelo iban , Miguel Monterrubio, Arcadio Echeverría, Norma Díaz, Julio César Ramírez Dávalos, así como los pilotos Álvaro Sánchez y Martín Olivo y la sobrecargo Gisel Carrillo. Todos murieron. La fatalidad alcanzó abajo en la calle a otras personas al estrellarse  el jet y provocar un fuerte incendio en las imediaciones del periférico en las Lomas de Chapultepec aquella tarde-noche de hace tres años que era martes.

Fue mucha coincidencia que dos personas clave en la lucha contra el crimen como eran Mouriño y Santiago Vasconcelos, hayan muerto en el mismo avionazo, cuando el acoso contra las mafias empezaba a incrementarse y los hilos de las complicidades de los capos estaban llegando hasta personajes impensados, según trascendió de informes de inteligencia venidos de fuera. En septiembre habían sucedido los bombazos en Morelia –otra vez Michoacán– y se habían dado dos golpes consecutivos al narcotráfico una y dos semanas antes.

Según el libro de Anabel Hernández ‘Los Señores del Narco’, Juan Camilo Mouriño habría ordenado gestionar una tregua entre los cárteles de la droga que empezaban a disputarse entre ellos a muerte diversas zonas del país para sus actividades delictivas. Según investigaciones de la periodista, a quien comisionó el entonces secretario de Gobernación para esa audaz misión fue a un ‘general X’ que después se supo su identidad.

Escribió que dicho militar, Mario Arturo Acosta Chaparro, habló con los principales capos del momento, en donde supuestamente el enlace con ellos para hacer la propuesta de una tregua, iba a ser Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, quien por cierto en Forbes sigue mejorando posiciones. Aquel plan no se pudo concretar por razones que públicamente se desconocen. Luego vino el avionazo de hace tres años y ahí quedó todo. Y ahora está lo del asesinato del edil de La Piedad. ¿Qué sigue?

pcardenascruz@yahoo.com.mx