Archivo de la etiqueta: PAN

Juntos, por la reconstrucción del país

PAULINO CÁRDENAS

Habrá que ver si Enrique Peña Nieto se allega de políticos progresistas de pensamiento y obra, que además de contar con experiencia, logren romper con el estigma de que el PRI, que sacará al PAN de Los Pinos el 1 de diciembre próximo será el regreso al pasado de ‘la dictadura perfecta’, y que lejos de ello su mira sea muy alta y esté puesta en el futuro promisorio que merece México, echando a andar desde el primer día de su gobierno prácticas democráticas que demuestren que tendrá una visión de Estado como gobernante, y que no habrá de quedarse en el intento de la solución de los problemas ni en la coyuntura del diagnóstico para atender las demandas sociales, como sucedió con los gobiernos panistas de Vicente Fox y de Felipe Calderón, quienes dejaron a los mexicanos con muchas promesas de campaña incumplidas.

El próximo Presidente de México debe recordar ante todo que el PRI no goza, ni con mucho, de una luna de miel con el electorado, sino al contrario. Habrá de esforzarse para establecer un diálogo permanente con las fuerzas políticas de oposición, y ocuparse personalmente de trabajar con sus mejores cartas en el Congreso de la Unión con responsabilidad compartida con los demás partidos, para construir acuerdos sustantivos que permitan sacar adelante las reformas necesarias que requiere con urgencia el país. Eso será fundamental en el arranque de su administración. Para ello acaba de presentar a sus Tres de Caballería que inicialmente coordinarán los ejes sustantivos en los que soportará sus primeras acciones de gobierno.

Ellos son Jesús Murillo Karam, Luis Videgaray y Miguel Osorio Chong. Los tres se ocuparán, durante el periodo previo a la toma de posesión y al nombramiento formal del gabinete de Enrique Peña Nieto, de coordinar varias tareas por encargo de su jefe. Se habla de que el primero podría ser nombrado en la Secretaría de Seguridad Pública, el segundo en la Secretaría de Hacienda, y el tercero la Secretaría de Gobernación.

Por lo pronto, se encargarán de coordinar los trabajos para la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción, que se ocupará de investigar y sancionar actos de corrupción de los tres órdenes de gobierno y de los tres Poderes de la Unión a partir de la denuncia ciudadana. Asímismo tienen el encargo de conformar una iniciativa que dote de mayores facultades al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), para que pueda tener competencia en asuntos estatales, municipales, del Poder Judicial y del Legislativo.

También tienen la indicación de su jefe, de iniciar el estudio para crear una ‘instancia ciudadana y autónoma’ que supervise la contratación de publicidad entre los tres niveles de gobierno y los medios de comunicación, con el propósito de abonar al acceso a la información y la transparencia. Las tres iniciativas requerirán que la Constitución sea modificada. Y es precisamente para alcanzar acuerdos en el Congreso de la Unión, que se requerirá de un intenso trabajo y tejido fino para tender los puentes necesarios con la oposición, con miras  a lograr que se ventilen en San Lázaro las propuestas del Ejecutivo, previo estudio y adecuaciones si fueran necesarias, antes de la aprobación de las mismas.

Tras manifestar su confianza en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación calificará la elección del pasado 1 de julio a su favor, Peña Nieto expresó que como Presidente de la República privilegiará el diálogo, escuchará y tenderá canales de comunicación permanentes para permitir que la democracia avance. Sabemos, dijo que en el Legislativo el PRI no contará con mayoría absoluta, por lo que habrá que trabajar conjuntamente con los demás partidos representados en el Congreso, para sacar adelante las reformas que requieran pasar por el tamiz cameral.

Se sabe que en la agenda legislativa estarán programadas diversas reformas estructurales como la Laboral, la Fiscal o Hacendaria, y la Energética ­o de Pemex por mejor decirlo, e incluso que se le dará especial énfasis a la de Seguridad Pública, entre las que más se han mencionado. Sin embargo la más más caballona, la que coronaría todo lo demás y le daría mucha fuerza y reconocimiento a su gobierno, sería lograr una reforma integral del Estado, lo que significaría el primer gran paso para la modernización del Gobierno mexicano, que garantizaría un futuro más promisorio para la nación.

Su gobierno tendrá un papel fundamental que desempeñar, no sólo en el combate a la pobreza y la nivelación de la desigualdad social, sino en otro gran tema como es el del combate a la delincuencia organizada, en donde sin duda pondrá especial interés, ya que la horrorosa herencia de muertos producto de la trágica guerra de Calderón, será motivo necesario de replantear una nueva estrategia. ¿Logrará sus propósitos Peña Nieto? Mucho dependerá del trabajo de sus primeras figuras que acaba de presentar en sociedad y los que más adelante dé a conocer, pero sobre todo de la suma de voluntades para lograr acuerdos entre los legisladores priístas con los de la oposición. Lo que sí ha reiterado es que bucará que todos vayan juntos en pro de la reconstrucción del país.

@Paulinocomenta

“Derrota mayúscula”, para Calderón

PAULINO CÁRDENAS

El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, asumió este lunes que su partido recibió el domingo “una derrota mayúscula” en los comicios, en los que no sólo perdió la Presidencia de la República, sino las gubernaturas de Jalisco y Morelos, al menos las delegaciones defeñas de Miguel Hidalgo y Cuajimalpa y que pasará a ser tercera fuerza en la Cámara de Diputados. Además de advertir que no renunciará al cargo, dijo que la cúpula de Acción Nacional buscará las causas de esa derrota, que para millones de mexicanos fue una manera de manifestar su repudio al gobierno de Felipe Calderón, parecido a lo que sucedió en las elecciones intermedias del 2009. De hecho esa derrota mayúscula fue para el mandatario panista.

En mayo pasado, en ocasión de la primera manifestación pública que hizo el entonces recién nacido movimiento estudiantil YoSoy132, que había irrumpido ‘espontáneamente’ en la visita que hizo a la Ibero del hoy virtual Presidente electo Enrique Peña Nieto, cuestionado al respecto Felipe Calderón dijo orondo que, en México, a diferencia de lo que ocurrió en otros países, las manifestaciones de grupos sociales no eran en contra del mandatario en turno –o sea él–, sino de ‘otros actores’ refiriéndose a quien paradójicamente tendrá que entregarle el mando el 1 de diciembre próximo y que sacará al PAN de Los Pinos.

Entonces escribimos aquí (El repudio se verá en las urnas, mayo 23), que la verdadera manifestación de repudio masivo en contra de él y su gobierno, sería en las urnas el primer domingo de julio, entre otras razones por tantas promesas incumplidas, tanta demagogia, tanta guerra inútil y tantísimos muertos que nadie sabe dónde quedaron. Y así fue. Madero expresó ayer en diversas entrevistas radiofónicas, que fue un día “que lamentamos mucho los panistas; es una derrota mayúscula en el terreno electoral que nos obliga a reflexionar; a revisar qué es lo que hemos hecho (mal); qué nos ha alejado de la confianza de los ciudadanos”.

Pero los mexicanos sí saben por qué fue el voto de castigo al partido en el gobierno y al jefe real del mismo, el mandatario panista. Las causas son fáciles de adivinar. Fue por el olvido de muchas prioridades a favor de los mexicanos y del propio país, por andar encampanado con su guerra contra las mafias, que al final ha resultado un total fracaso porque los capos siguen como si nada operando en todo el país, y la cifra de miles de muertos por esa lucha absurda continúa en aumento. Absurda, porque el trasiego de drogas sigue, los precursores químicos entran y entran al país, las armas continúan circulando por las fronteras, las actividades de la criminalidad organizada persisten e incrementan, y nadie hace nada para evitarlo.

Incluso en Estados Unidos se refieren a esa lucha armada, como una ‘guerra civil de baja intenstidad’. Y faltando unos cuantos meses para que termine su administración, y a sabiendas de quién será su virtual sucesor en el mando federal, ha dicho que su prioridad seguirá siendo la narcoguerra,  que solo le ha servido para que su sexenio se inmortalice como el régimen de las matanzas, del poderío creciente de los cárteles de la droga y de la proliferación de las actividades del narcotráfico y el crimen organizado en México. Además, quiere que el próximo Presidente continúe con su fracasada estrategia de combate al narco. Sin embargo, Peña Nieto ya marcó su pauta.

Dijo que no habrá pacto con las mafias ni con el crimen organizado y que la lucha contra ese flagelo seguirá, pero obviamente con otra estrategia, que ante todo se ocupe de defender la vida de mucha gente inocente. Además tendrá de asesor de seguridad en la ofensiva federal contra el crimen organizado, al general Oscar Naranjo, quien fuera director de la Policía Nacional de Colombia, y quien derribó al capo más buscado de entonces, Pablo Escobar. El general colombiano dijo que si llegase a ser asesor de Peña en la lucha anticrimen, se combatiría a todos los cárteles, ‘sin excepción’.

Pero volviendo al tema, es un hecho que el voto ciudadano del domingo fue de castigo contra el PAN y de repudio al gobierno que encabeza Felipe Calderón, por haber desatendido prioridades muy importantes, por darle todo a su inefable guerra contra el narco, que acabó siendo un juego bélico con muertos de a de vera, en una guerra desigual que ha puesto en evidencia nacional e internacionalmente el prestigio de las Fuerzas Armadas, ya que gracias al imperio de la corrupción y la impunidad que prevalece en México, los verdaderos capos siguen tan campantes operando como si nada.

Así que Gustavo Madero no debe ir tan lejos por las razones que provocaron lo que llamó la “derrota mayúscula del PAN”. Para empezar, la peor derrota fue para Calderón, por las promesas de campaña incumplidas, porque aspectos como el empleo, las oportunidades de desarrrollo, y la paz social, quedaron en el olvido, y el prestigio que tenía México como nación en el concierto internacional se vino abajo. Creció el número de pobres por millones en este sexenio y las desigualdades se ahondaron más. ¿Quería más razones? Porque hay muchas más. Por cierto, quienes deben irse del PAN son otros, no tanto Vicente Fox. Su pecado fue adelantar que Peña Nieto sería el ganador, y su pronóstico no falló.

@Paulinocomenta

¿Reflexiona Josefina su retiro?

PAULINO CÁRDENAS

La candidata panista Josefina Vázquez Mota parece hallarse ante la disyuntiva personal de retirarse de la contienda electoral para dejarle el lugar a alguien que levante el vuelo antes de que sea demasiado tarde o, como comienzan a rumorear algunos sospechosistas, decida sumar su candidatura a la de uno de sus adversarios. Ya se percató que lo que debió haber hecho era romper con Felipe Calderón y ser más ella ya que, como se lo han dicho sus propios seguidores, no está reflejando lo que verdaderamente es capaz. Por supuesto que romper con su ex jefe el mandatario en funciones parece no estar dentro de sus planes. La estrategia de atacar al PRI no le ha beneficiado, sino al contrario, le ha traído animadversiones.

Por lo pronto insiste en seguir diciendo que ella es ‘diferente’ y que tiene todo para ganar, no obstante la realidad que acaba de vivir en carne propia durante el debate del domingo pasado –en donde el ‘diferente’ acabó siendo Gabriel Quadri–, cayendo al tercer lugar de la contienda, todo por centrar su estrategia en atacar a Enrique Peña Nieto puesta de acuerdo con Andrés Manuel López Obrador y haber ignorado al candidato del Panal, desperdiciando la valiosa oportunidad de proponer sus propios planes de largo alcance y explicar cómo le haría para lograrlos en el remoto caso de ganar, no obstante el absurdo formato y los estrechos tiempos de participación.

Se asegura que antes del debate Josefina habría buscado por interpósita persona al candidato de las izquierdas para acordar la manera de entibar al priísta en el debate, acosándolo con temas sensibles que lo tratarían de poner en evidencia ante la opinión pública. Se dice que al menos habrían acordado quién abordaría qué tema contra el priísta, para así dividirse el turno de los embates contra el puntero en las preferencias electorales. El ganón acabó siendo Quadri quien se fue tendido a plantear lo suyo en forma breve y sustanciosa, por lo que al final logró acumular importantes puntos a su favor.

Incluso al asistir este miércoles a Tercer Grado como invitada, por momentos Vázquez Mota se vio titubeante, alterada y a la defensiva ante las preguntas de los comunicadores, quienes la abordaron con varios temas, entre ellos sobre la política contra las mujeres en estados gobernados por su partido, la salud de la candidata, la visible ruptura al interior del PAN por su campaña, y hasta con el tema de la niña Paulette que ella había sacado a relucir contra Peña en el debate del domingo.

La panista se refirió también al caso de su hermana Margarita, quien este miércoles renunció a su trabajo en la PGR, para no interferir negativamente en la campaña de su hermana Josefina. Se refirió también a su relación con Elba Esther Gordillo cuando era titular de la SEP. Aseguró que nunca aceptó una imposición de la lideresa sindical, salvo la imposición de su yerno, Fernando González, como subsecretario de Educación Básica. “La acepté porque era la circunstancia que en ese momento se había dado, pero yo soy yo y también mi circunstancia hoy es diferente”.

Como sea, Peña Nieto logró capotear las embestidas en su contra el domingo y al final consiguió defender su amplia ventaja en las preferencias. En el recuento final de la semana después del debate los resultados quedaron así según Gea-Isa: Peña Nieto: 46 por ciento;
 López Obrador: 25 por ciento;
 Josefina: 24 por ciento; 
Quadri: 5.2 por ciento. Es decir, la panista descendió al tercer lugar de la lista, por lo que cada vez le resultará más difícil recobrar puntuación porcentual en el tracking que dan a conocer las encuestadoras.

Los momios pueden obviamente cambiar, pero los antecedentes que tiene en su haber ella y su campaña, le dan pocas esperanzas de que pueda volver a levantar el vuelo en lo que resta del tiempo. Ni los generales que le mandó Calderón le han servido para algo. Más de una vez, allegados de buena fe, le han dicho que su campaña no ha dado los resultados esperados. No le han funcionado los intentos de cambio ni la ‘nueva’ estrategia de golpeteo contra todo lo que sea priísmo.

Los acercamientos ordenados desde Los Pinos, entre otros el de Ernesto Cordero, Roberto Gil Zuarth y de Juan Molinar Horcasitas, de nada le han servido, incluídos los  de Gustavo Madero y Francisco Ramírez Acuña que de plano la abandonaron,  la tienen, dicen, al borde de una crisis existencial como aspirante a la Presidencia de la República. Ni siquiera la ‘ayuda’ de Antonio Solá le ha sido útil, ni tampoco los reacomodos en su equipo de prensa hechos después del ‘golpe de timón’ que anunció con bombo y platillo. Margarita Zavala la consuela y la anima.

Quienes la conocen comentan en voz baja que a la panista, aunque se echa porras a sí misma, se le ve decepcionada porque cada vez ve más cercano el naufragio. Su campaña sigue desangelada, sin forma ni fondo, y ella sigue resistiéndose a romper con Felipe Calderón, lo único que la haría retomar vuelo. ¿Reflexiona su retiro? ¿Se declararía enferma para ello? ¿Se aliará a alguno de sus adversarios? ¿A quién de ellos? Porque si sigue como va –paradoja de la vida–va derechito al despeñadero.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Está harta la clase trabajadora

PAULINO CÁRDENAS 

La clase trabajadora harta e indignada le mandó un mensaje muy claro al PAN y al PRI el pasado martes durante el desfile del Día del Trabajo, donde los sindicatos independientes arremetieron contra esos dos partidos ‘porque han quebrantado la nación’ por lo que ‘hay que cobrarles la factura’ y ‘vetar a sus candidatos’ en la contienda electoral que se avecina. Esa conmemoración se convirtió en  un foro de crítica abierta por las promesas incumplidas de los mandatarios cuyos partidos han ostentado el mando federal.

A lo largo de la marcha se escucharon y se vieron fuertes epítetos que fueron desde lo más ingenioso hasta lo más punzante. ‘Di no a la Mota’ decía uno, ‘No votes por Peña, quiere quitarle el águila a la bandera y ponerle una gaviota’ decía otra consigna o ‘No regales tu voto al PRI-AN’, mientras que los desplazados de la línea aérea más antigua portaban pancartas que decían: ‘Los indignados de Mexicana también votamos’; y en una más se leía: ‘última marcha del Día del Trabajo de la era panista’.

Los manifestantes sacaron a relucir el hecho de que Felipe Calderón no ha sido el presidente del empleo, sino “el de la sangre”; del antisindicalismo, el que más obreros pobres o desempleados deja; el que ha intentado imponer una reforma laboral regresiva; el que no resolvió las huelgas mineras; el que puso en la calle a más de 44 mil trabajadores de la compañía Luz y Fuerza del Centro. En síntesis pidieron el voto de castigo el primer domingo de julio para quienes los han empobrecido.

Se vieron muñecos de cartón que representaban las figuras de los aspirantes del PAN, Josefina Vázquez Mota, y del PRI, Enrique Peña Nieto, con leyendas en repudio a sus candidaturas. Otros portaban caretas con el famoso rostro que representa a los indignados del mundo y que usa el grupo Anonymous. Los contingentes, con un mayor número de sindicatos representados esta vez y por tanto más numerosos que en años anteriores, marcharon del Eje Central hasta el Zócalo capitalino.

En algunas pancartas se leía: “Si eres mexicano no permitas que estos partidos sigan saqueando a México: PAN-PRI”, “Josefina y Enrique, sinónimos de corrupción”. Por aquello de que este sería el último primero de mayo de los gobiernos panistas, los trabajadores independientes acuñaron una nueva consigna “¡Ya se van, ya se van, y no volverán!”

Fue pues una fiesta de alarido, de repudio y de reclamo de décadas de olvido y de abusos contra la clase trabajadora, que a cuentagotas y con eventuales actos de violencia han logrado diversas prerrogativas que el sistema autoritario priísta y la indolencia panista, no sólo las han frenado sino en muchas ocasiones pisoteado, por lo que las calles de la ciudad capital de nuestro país escucharon por varias horas las protestas que parecieron volverse el prólogo que podría marcar un derrotero diferente para México el primero de julio.

Además de los gremios de los electricistas disidentes, del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, participaron organizaciones campesinas y sociales. Ahí, en medio de rechiflas hacia el régimen calderonista, se llamó a conformar una nueva central de trabajadores, que permita revertir la política antilaboral del panismo, y se anunció que se organizará un “IFE alterno”, porque “ya se cocina otro fraude”.

En esa conmemoración del Día del Trabajo estuvieron miles de trabajadores no sólo de quienes integran las listas de los indecisos, sino de los que de plano están dispuestos a anular su voto el 1 de julio próximo. Ellos y sus familias, junto con otros muchos que no siendo de ese gremio están igual o peor de decepcionados, como son las familias de las zonas rurales que viven en la pobreza, más los que sobreviven en la total desesperanza olvidados por el gobierno, hacen una sumatoria de millones en todo el país.

Esos son los que podrían lograr una revolución electoral si es que deciden, en lugar de abstenerse o anular su sufragio, darle su voto a quien no sólo prometa sino a quien garantice cómo va a combatir la corrupción, impedir la devastación de bosques, castigar ejemplarmente los abusos de las fuerzas de seguridad, cambiar radicalmente la estrategia de guerra contra las mafias, fijarle límites al poder, supervisar las tareas legislativas y judiciales, castigar el desvío de recursos públicos, conjurar el monopolio de la partidocracia, y recuperar los índices de ingreso y de desarrollo del país.

La marcha de los trabajadores indignados del pasado martes en la capital del país fue sin duda un aviso para los candidatos que creen que podrían ganar sólo con el voto duro, sus mañas y sus trampas. Fue –mucho ojo–, una especie de última llamada. La clase trabajadora está harta. Igual que millones de mexicanos. Y al parecer ningún aspirante ha reparado en ello.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Resurge el rumor de Margarita

PAULINO CÁRDENAS

En vista de que la candidata panista sigue sin dar una y no acaba de ‘levantar’, al parecer hubo instrucciones de ‘arriba’ para enderezar su estrategia de campaña que hasta ahora no ha tenido ni pies ni cabeza, por lo que se efectuó una encerrona en el cuarto de guerra de la aspirante, encabezada por Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, para tratar de reconfigurar en su totalidad los planes proselitistas. La primera dama habría sugerido cambiar las líneas discursivas de las intervenciones de Josefina Vázquez Mota, aunque con esa reunión renació el rumor que había surgido hace unas semanas, de que pudiera haber un relevo de candidata del PAN y que doña Margarita pudiera entrar al quite en su lugar.

Un dato que parece apuntar hacia esa posibilidad es la casi segura designación de su sobrina Mariana Gómez del Campo Gurza, como coordinadora de la campaña en el Distrito Federal. Otra señal es que al parecer serían canceladas las sugerencias de su ‘creativo’ de cabecera, el español Antonio Solá, quien ha insistido en que se reedite el concepto del ‘peligro para México’ endilgándole al PRI, vía Josefina, sin ofrecer pruebas, que los estados en donde gobierna este partido es donde se ha dado la criminalidad que prevalece en el país. La nueva estrategia estaría enfocada a destacar los ‘logros’ de las dos administraciones panistas, la de Vicente Fox y de Felipe Calderón.

Habrá que recordar que hace no mucho, en una entrevista con los integrantes de Tercer Grado, el presidente Calderón ‘destapó’ a su esposa Margarita Zavala como eventual candidata presidencial. Aunque dijo que esto podría ser hasta el 2018, consideró que la primera dama tiene ya un camino andado propio en la política. Y a decir verdad, ella goza de mucho mejor prestigio que su marido ante los ojos de muchos mexicanos que incluso ni siquiera comulgan con el panismo. Algunos consideran que ese handicap pudiera ser un punto a su favor, si llegara concretarse el rumor de que ella podría sustituir a Josefina.

Además, entraría sin tanto golpeteo en contra, ya que el periodo de desgaste lo ha vivido en carne propia la señora Vázquez Mota desde que entró al pesado juego de la elección interna, en la que el ‘delfín’ de Calderón era Ernesto Cordero y no ella, y que ya como candidata oficial le ha tocado sufrir las de Caín. Su mal fario es que, por más empeño que le ha puesto a su campaña, no ha podido hacer que ‘prenda’, ya que además de las pifias propias que ha cometido, ha tenido que soportar las que le han propiciado los integrantes de sus equipos, el directo y el de campaña, como aquella del Estadio Azul medio vacío, que ella vio como lleno, que acaso es la que más la ha marcado.

Tan se le vio fuera de foco en el arranque, que desde Los Pinos hubo la orden de ‘reforzarla’ con personeros directos del Presidente, llenándose de pronto de puros generales que evidentemente ni iban a hacer ‘talacha’ ni le aportarían nada a la causa de la candidata. Incluso ella misma anunció un ‘golpe de timón’ después de la primer semana de campaña en la que hubo tropiezos que la hicieron ver muy mal, porque había quedado en medio de una ‘logística cero’,  como fue, entre otros casos, aquel reparto de volantes en la caseta de Cuernavaca en día de ‘puente’, misma fecha que estuvo en Tres Marías donde surgió un desaguisado en un restaurantito de paso con una joven estudiante de periodismo que trabajaba en el lugar.

Para colmo, en una gira proselitista que realizó recientemente a Monterrey, donde se encontró ‘casualmente’ con su ex jefe Vicente Fox, quien había venido diciendo repetidamente que el ganador para la Presidencia de la República iba a ser el priísta Enrique Peña Nieto y que ‘solo un milagro’ podría hacer ganar a la candidata panista, doña Josefina, que venía bajando una escalinata del brazo del ex mandatario, dijo a los periodistas: ‘Les tengo una gran noticia’. Y los periodistas voltearon a verla sorprendidos. Y ella, micrófono en mano, les dijo: ‘Yo sí creo en milagros’, al tiempo que le dejaba la palabra al guanajuatense, quien se aventó una de sus acostumbradas ‘largas’, llamándola ‘mi candidata’, apapachándola, asegurándole que la apoyará en su campaña, y al final besándole la mano.

No se sabe si aquello fue parte de esto. Como sea, el hecho es que esa reunión que sostuvieron este lunes por la noche Josefina Vázquez Mota y Margarita Zavala Gómez del Campo en la casa de campaña de la candidata ubicada en la colonia Del Valle de la capital del país, vuelve a revivir la creencia de que la primera dama del país pudiera ser el relevo de la actual candidata panista, con miras a empujar fuerte para ganar las elecciones de julio próximo y que el PAN ligue por tercera vez consecutiva el mando federal. Esa es la percepción.

pcardenascruz@yahoo.com.mx   

Lanzan con todo a Josefina

PAULINO CÁRDENAS

Nuestro país está convertido en la capital mundial del narcotráfico. Sin duda por ello, la ‘erudición’ del español Antonio Solá Reche, aquel que le inventó a López Obrador en 2006 que era un ‘peligro para México’, aconsejó a la candidata panista aprovechar esa mala fama para endilgársela al priísmo. Se ve que ambos nunca han leído el libro de Anabel Hernández ‘Los señores del narco’ en el que señala que importantes funcionarios, de los dos gobiernos para los que la panista trabajó, tuvieron y han tenido que ver con al menos uno de los principales capos que operan en México, con quien habrían acordado un ‘pacto de impunidad’.

Aprovechando el caso Coahuila donde presuntamente el ex líder del partido tricolor Humberto Moreira hizo de las suyas con dinero del erario público, la candidata panista se le fue a la yugular a todo el priísmo, como si las entidades donde gobierna el panismo fueran impolutas. Sin discriminaciones debía incluir los casos de las entidades panistas en donde prevalece la corrupción gubernamental y donde la criminalidad ha ido en ascenso. O en otro orden de cosas, debería explicar sin ambages por qué los legisladores reprobaron la cuenta pública 2008 dada a conocer por la Auditoría Superior de la Federación.

También, en lo que respecta a la cuenta 2010, la ASF estimó que hubo un desastre completo sobre el manejo de recursos públicos por parte del gobierno federal, un crecimiento mediocre, una recuperación precaria, empleos por debajo de la meta programada y déficit recurrentes. Al analizar 10 años de conducción panista, señaló que fue una década de verdadero fracaso. Y faltan todavía por revisar las cuentas del 2011 y 2012 en donde saldrá a relucir, entre otras muchas cosas, el famoso caso de la ‘Estela de la corrupción’.

Pero volviendo al tema de la criminalidad, con la idea de tapar el fracaso de la guerra de Calderón contra los cárteles de la droga, el spot que estaba a punto de salir en el que se acusa sin el menor recato a los gobiernos priístas de lo que ha sucedido en cuanto al avance del crimen organizado en el país, parece haberse frenado porque coincidió con el artero asesinato de la periodista Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso acontecido el sábado en su propia casa, el cual ha causado una profunda indignación en la comunidad periodística nacional e internacional.

La violencia y baño de sangre, asesinatos a mansalva, decapitados, secuestrados, torturados  y enfrentamientos diarios entre fuerzas militares y policiales del gobierno y sicarios de las mafias, no cede en México. Pero eso no es privativo de los gobiernos priístas. Eso lo saben todos los mexicanos. La candidata debería demostrar con hechos sus dichos, pero sin excluir al panismo ni a los estados donde gobierna su partido, omisión con la que quiere hacer creer que no hay corrupción ni coaligados a las mafias criminales en las entidades bajo el mando panista.

Pretende sorprender quien sabe a quién, diciendo que la corrupción y la criminalidad sólo acontece en los estados donde gobierna el PRI. Bien sabe ella que la pelea por las plazas es en todo el país entre los diferentes cárteles de la droga, a los que según el gobierno que encabeza Felipe Calderón se han venido combatiendo desde hace más de cinco años, se presenta no sólo en estados priístas, sino también panistas e incluso en donde gobierna el perredismo. Las mafias siguen operando en todas las entidades federativas y el número de muertos sigue aumentando.

Todo mundo sabe, igual que la candidata panista, que el avispero de la criminalidad lo alborotó sin plan previo el jefe supremo de las fuerzas armadas desde que obtuvo el mando del país en diciembre de 2006 como Presidente, cuestionado como llegó por parte de millones de mexicanos que habían votado por el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador. Esa guerra no tuvo consensos. Fue un vil acto de autoridad. Para colmo, la institución que ha pagado el pato de esa necedad ha sido el Ejército mexicano.

Para el diseñador de esa estrategia de la desesperación, Antonio Solá Reche, publicista de la extrema derecha española y especialista en campañas de encono,  el priísmo es el objetivo principal, queriendo reeditar lo de López Obrador de hace seis años. Insiste en hacer creer, vía doña Josefina, que el partido tricolor, sus mandos, sus gobiernos y su candidato para el 2012, son ‘un peligro para México’. Pero esa historia ya no se la tragan los mexicanos, sobre todo los millones que han padecido con el panismo, pobreza, desesperanza, saqueos al erario público y una absurda guerra que ha cobrado miles y miles de muertos. Lo cierto es que Solá manda sobre la candidata e influye mucho sobre quien despacha en Los Pinos. Allá ellos.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Spot de la desesperación

PAULINO CÁRDENAS

La desesperación empieza a hacer mella en el equipo de Josefina Vázquez Mota. Sus ‘creativos’ que encabeza Antonio Solá, están por lanzar al aire un spot en el que culpa al PRI y sus gobiernos de toda la criminalidad que agobia al país, lo que finalmente le hará más daño que bien a la candidata panista ya que todo el mundo sabe que fue el presidente Felipe Calderón quien en diciembre del 2006 le declaró la guerra a las mafias sin medir las consecuencias, por lo que al ver el fracaso de esa aventura bélica andan queriendo ver no quién se las hizo, sino quién se las paga, para justificar lo injustificable.     

Lo peor de todo es que ese spot aparece cuando se da el asesinato de la corresponsal de la revista y agencia Proceso, Regina Martínez, sucedido en Xalapa, Veracruz, crimen que queda en medio de la programación de esa versión que está por ser escuchado en todo el país, que viene a significar uno de los últimos intentos para tratar de salvar del naufragio total a la candidata a la Presidencia, antes de decidir si desiste de su intento y le deje el lugar a otro u otra panista o de plano que por hastío sume la suya a una candidatura opositora. Mal momento que le será muy criticado.

Mientras tanto de Enrique Peña Nieto aseguran que su gente lo anda cuidando de no ser carne de cañón de sus opositores aconsejándole no ir a debates para no alterar su amplia ventaja en las encuestas y seguir nadando de muertito. La ventaja que lleva para muchos le garantiza desde ahora el triunfo. Una versión que se viene repitiendo es que hasta el presidente Felipe Calderón está más que convencido que la candidata panista no la hará el 1 de julio.

Esto no obstante que ella sí cree en milagros como le dijo a Vicente Fox, por lo que estaría en vías de lanzarse a los brazos del señor del copete para ir preparando desde ahora la transición, conviniendo por supuesto en el toma y daca, asuntos torales. Se dice que los personeros para el caso son Luis Videgaray, coordinador de campaña del priísta, y Alejandra Sota como intermediaria de Los Pinos.

En cuanto a Andrés Manuel López Obrador él mismo lo mueve la desesperación; por un lado está en espera de rebasar a la candidata y por otro está obsesionado en desinflar al puntero con argumentos que el IFE le ha venido echando abajo. Esta será su última oportunidad. Respecto a Gabriel Quadri, se conformaría con que el partido que lo lanzó no pierda su registro.

Su  jefa nominal, Elba Esther Gordillo -a la que dice no conocer arguyendo que ni siquiera es miembro del Panal-, está a punto de armar la tremolina en todo el país por dos vías, una apoyando con su nutrido gremio al candidato que más aplauden y, otra, queriendo buscar pleito frontal con la autoridad educativa –léase doctor José Ángel Córdova Villalobos–, para sacar raja en tiempos electorales, empeñada como está en que los agremiados al SNTE se sometan a la llamada evaluación universal que establece la Alianza por la Calidad Educativa, al argumentar que afecta los derechos laborales de los maestros. Nada falta para ver de lo que es capaz.

Pero volviendo al caso de doña Josefina, después de la serie de pifias propias y ajenas, el hecho de aceptar la apuesta por la reedición que quieren hacer de Peña Nieto como el nuevo ‘enemigo para México’ que hace seis años le tocó serlo a López Obrador, impulsada esa estrategia, entonces y ahora,  por Solá, lejos de ganar adeptos los está perdiendo, por lo que su campaña sigue sin animar a nadie, lo cual quedó evidenciado por el retiro de dos de sus principales asesores que dizque iban a ‘reforzar’ el ‘golpe de timón’ de su campaña, el codirigente del PAN, Gustavo Madero que se regresó al Senado, y Francisco Ramírez Acuña que ya  es virtual embajador de México en España.

Dicen que Madero se enojó porque ella le endilgó el nombramiento en su equipo de Juan Molinar Horcasitas que todo mundo reprobó por su antecedente en el caso de la guardería ABC. Del jalisciense se asegura que al mandarlo de embajador, Calderón le paga el favor de haberlo ‘destapado’ cuando era secretario de Energía. Se dice que Ramírez Acuña se adelanta para hacer los arreglos necesarios en España, ya que existe la posibilidad de que al terminar su mandato, el mandatario panista decida irse a vivir a aquel país en donde ha hecho migas con la clase política y la cúpula empresarial de élite.

A estas alturas, cuando ha pasado un mes de los tres que durarán las campañas de los aspirantes a la Presidencia de la República, las cosas están cada vez más confusas para quienes no han decidido su voto, factor  que quienes manejan las estrategias de campaña de los cuatro candidatos parecen no estar enterados o los tiene sin cuidado. Lo cierto es que para los cuatro aspirantes el panorama podría cambiar radicalmente después de los dos debates convocado por el IFE. De los resultados de ambos, los mexicanos podrían estar viendo un escenario político totalmente distinto antes de las elecciones.

pcardenascruz@yahoo.com.mx