Archivo de la etiqueta: panismo

La Estela de la Corrupción

PAULINO CÁRDENAS  

El presidente Felipe Calderón no tuvo empacho en inaugurar en lo oscurito, la noche del sábado, la “Estela de Luz”, mejor conocida como la Estela de la Corrupción. Dijo que será “un símbolo de la historia nacional” y que es “un ícono de la ciudad de México”, acto al que por cierto no asistió el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard. Decenas de gentes se congregaron desde temprana hora frente a la explanada que rodea el monumento ubicado frente a la puerta de Los Leones del Bosque de Chapultepec, en espera del encendido de la obra que se llevó a cabo al filo de las veinte horas,  acaso sin saber la serie de irregularidades en las que está envuelta desde que comenzó el proyecto.

La famosa “Estela” formaba parte de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia para sería inaugurado en septiembre de 2010, a la que se le han aplicado tres auditorías que han arrojado 28 observaciones, más las que se acumulen. Hasta ahora incluye varias denuncias penales y acusaciones que supuestamente revisa la Secretaría de la Función Pública y cuyos resultados podrían darse a conocer en febrero próximo. Pero a ese respecto nada dijo el Presidente en el acto inaugural del sábado.

Omitió los datos de la inversión inicial y lo que al final costó ese monumento a la corrupción que no tuvo empacho en inaugurar como si fuera un ejemplo de honestidad y transparencia en cuanto a manejo de los recursos del erario que en algunas manos quedó repartido. Se concretó a decir que el anteproyecto tenía ‘inconsistencias’ en planos y cálculos que llevaron a darle ‘rigor’ técnico. Todavía en su twitter felicitó a quienes fueron parte de esa oscura obra llena de irregularidades, por decir lo menos.

Y menos mencionó a quienes de origen se les había confiado la licitación y los trámites de otorgamiento de obra en su etapa original, quienes pudieran ser parte de las indagatorias y ser señalados como presuntos culpables de esa danza de dinero del que nadie sabe y nadie supo adónde fue a parar.

Originalmente el monto del contrato pasó de 339 millones 215,491 pesos de diciembre del 2009 a 893 millones de pesos al 1 de septiembre del 2010, y acabó en poco más de mil millones de pesos a finales de 2011, lo que habla de una danza de millones que nadie sabe a dónde fueron a parar. Por decreto del 16 de junio de 2006 se integró la Comisión para los festejos del Centenario de la Revolución y el Bicenternario de la Independencia que se realizarían en 2010.

Esa Comisión fue presidida en sus inicios por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano quien por presiones de su partido, el PRD, decidió renunciar al cargo. Lo sustituyó interinamente Sergio Vela hasta que fue desginado Rafael Tovar y de Teresa, quien formuló el proyecto general de los festejos, pero que ineseperadamente también renunció al encargo. El historiador Manuel Villalpando quedó al frente para manejar ese paquetote  que ya empezaba a oler mal. Por algo los personajes que le antecedieron prefirieron dejar el encargo, vestidor políticamente, pero que empezaba a oler rancio.

En el caso de la “Estela de Luz, por presiones de la oposición que hablaban de que alrededor de esa obra se había desatado “una sarta de corruptelas” pagadas con dinero público, la Secretaría de la Función Pública abrió una investigación y acabó denunciando penalmente a cuatro servidores y ex servidores públicos de la empresa paraestatal III Servicios SA de CV por considerar que incurrieron en delitos como abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público y usurpación de funciones durante la construcción de la obra.

En ese marco, el PRI y el PRD anunciaron que buscaría un procedimiento de juicio político contra el Secretario de la Función Pública por solapar la corrupción en instituciones federales. En medio de esas críticas por parte de los legisladores de la oposición, Vega Casillas djo que estarían abiertas las indagatorias para precisar si fuera necesario, procedimientos a otros funcionarios encargados de la ejecución y de la autorización de las partidas. Será Rafael Morgan quien quedó en su lugar, el que ahora de la cara.

El priísta César Augusto Santiago y la perredista Claudia Anaya, habían acusado al funcionario por haber permitido la contratación de la empresa Gutsa Infraestructura, encargada de la construcción de la obra conmemorativa, cuando esta compañía había sido inhabilitada por la propia Secretaría a su cargo. Pero el funcionario renunció hace poco para ir en busca de fuero en el Poder Legislativo.

Pues con todo ese negro historial, Felipe Calderón tuvo el valor de ir e inaugurar en lo oscurito el pasado sábado la “Estela de Luz”, mejor conocida como el ‘monumento a la corrupción’, señalando que es “símbolo de la historia nacional” –epíteto que México, por supuesto, no merece–, y que será, dijo –y allá Ebrard si lo acepta– ‘ícono de la ciudad de México’. Para eso sí hay dinero del erario. Pero para ayudar a los campesinos pobres que siembran en tierra de temporal y que perdieron recientemente sus cosechas y su ganado, sólo hay escamoteos. Ese es el México de desigualdad que por lo visto quieren los panistas.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

En busca de un ‘delfín’

PAULINO CÁRDENAS

El panismo anda alborotado empujado por un optimismo que nadie sabe de dónde le surge para buscar en el 2012 seguir en Los Pinos, lo que la clase política de oposición ve como un sueño guajiro. Ya están apuntados varios suspirantes como el secretario Heriberto Félix Guerra, de Desarrollo Social; Alonso Lujambio, de la SEP, y Javier Lozano, titular del Trabajo. Por fuera hay también ilusos a la vista; uno es el senador Santiago Creel Miranda, candidato del foxismo, y otra es la diputada y coordinadora de la bancada de su partido en San Lázaro, Josefina Vázque Mota.

Ni aún los interesados están convencidos de que el prospecto más fuerte pudiera ser el titular de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, por el cargo que ostenta y porque su jefe acaba de nombrar secretarios a dos de sus subalternos, lo cual para algunos sería incuestionable señal de que por ahí va la línea; pero ni así están plenamente convencidos, acaso porque no se ha pronunciado abiertamente de querer ser. No obstante, hay quienes han empezado a apostar que en ninguno de ellos recaerá la divina gracia del gran decididor.

Unos ven en Roberto Gil Zuarth, el nuevo secretario particular del presidente Felipe Calderón, el rostro del verdadero ‘delfín’ para sucederlo en Los Pinos en el 2012. Las facultades que de facto le otorgó al asumir su nuevo encargo en la casa presidencial lo pone muy por arriba de cualquier otro. Al designarlo su particular, Calderón expresó  que el nuevo funcionario se ocupará “de la relación del titular del Ejecutivo federal, con los otros Poderes de la Unión, con las soberanías estatales, y desde luego, con los ciudadanos”. Nada más, pero nada menos.

Sin embargo unos aseguran que el verdadero ‘delfín’ del mandatario panista acabará siendo otro. Señalan que si para el mandatario panista la prioridad única y última ha sido la guerra conra el crimen organizado, entonces habrá de ir por ahí la designación de su sucesor para que continúe su obsesión sexenal. Para ello necesita a alguien que entienda del complejo tema. Incluso se cree que el tema de la narcoguerra sería el eje rector de la campaña presidencial ya que ha sido lo más importante a lo largo de su sexenio. Y esa guerra va para largo según ha dicho.

Por ello, afirman, el nombre del ‘verdadero delfín’ no sería otro que Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal porque tiene, según esto, el ‘backround’ completito sobre la problemática de inseguridad en México y el único que conoce los hilos de los capos que conducen hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados para ejercer sus actividades ilícitas en territorio nacional, así como las conexiones de la delincuencia organizada con las distintas mafias que operan en los cinco continentes.

Quien tiene nombre aunque no renombre por los pobres resultados que esa lucha ha tenido, sería la pieza que pudiera encajar con la obsesión sexenal de Calderón, quien ha hecho de la guerra contra el crimen organizado y las bandas del narcotráfico su prioridad gubernamental, por encima de cualquier otra necesidad de las muchas que requiere el país. De hecho es al único funcionario al que el Presidente le concede caprichos.

Uno fue la edificación de un nuevo ‘búnker’ que opera como Centro de Inteligencia de la Policía Federal para concentrar y analizar información criminal, el cual tuvo un costo de más de 500 millones de pesos. Ello, pese a existir el Cisen que maneja Gobernación, así como las áreas de inteligencia que tienen el Ejército y la Armada de México. Incluso el ‘Diálogo por la Seguridad’ fue diseñado para él, aunque sólo ha sido foro para hacer diagnósticos y recriminaciones. La insistencia para la creación de la Policía Única Federal, si se llega a aprobar, también sería otro regalo para quien, se dice, podría ser el ‘mero bueno’ para el 2012.

Aunque es sabido públicamente que no hay coordinación entre las Fuezas Armadas y la SSP federal, García Luna es quien siempre ha contado con el apoyo presidencial en cuanto a los operativos y sobre todo a la hora de estar frente a los medios, por encima de los titulares de la Sedena y de Marina.

Cierta o no esta versión, por lo pronto no habría que perder de vista al funcionario policial, aunque el padre Alejandro Solalinde defensor de los derechos humanos y de los migrantes ya lo trae en la mira, y al titular de la SSP federal le está exigiendo que se defina públicamente y diga para quién trabaja, si para la delincuencia organizada o para el gobierno panista. Otros más señalan que, para no errarle, preferirían como abanderado panista, “pese a todo”, al ‘Jefe’ Diego.

¿Y el caso del ‘Jefe’ Diego, cuándo?

PAULINO CÁRDENAS

Cuando el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, presumía con los reporteros los detalles del rescate de dos camarógrafos que fueron víctimas de una desaparición forzada junto con dos periodistas en Durango por supuestos sicarios ‘del Chapo’, según se adelantó a decir el funcionario, un reportero le inquirió que si él y su corporación había demostrado tanta eficiencia en este caso, por qué en el de Diego Fernández de Cevallos no.

Dicen los que ahí estaban que ante la lógica pregunta, el funcionario hizo mutis, sonrió y dio por terminada una charla con periodistas. Esto sucedió al término del llamado ‘Diálogo por la Seguridad’ celebrado en el Campo Marte. La preunta hizo recordar lo que es cierto, que hasta ahora sigue sin divulgarse algún pronunciamiento oficial sobre el secuestro del ‘Jefe’ Diego, aunque corren insistentes versiones de que ‘pronto’ podría quedar liberado, después de desaparecido ‘Nacho’ Coronel, allegado al ‘Chapo’ Guzmán.

Porque quiérase o no, hay quienes ligan su supuesta muerte, con la pronta aparición del controvertido litigante. A raíz de que se suspendieron las indagatorias por parte de las autoridades competentes para saber el paradero del panista, se dice que a petición de la propia familia, empezaron a desatarse innumerables especulaciones en torno a quién o quiénes pudieron haber cometido el secuestro y qué habría detrás del mismo.

Muchos suponen que no sólo fueron razones de dinero. En eso coinciden amigos y abogados muy allegados a Fernández de Cevallos. Dicen los estudiosos de su trayectoria que en este sexenio este personaje estaba moviéndose con recobrada fuerza. El ‘Jefe’ Diego no simpatizaba con el panismo que ha sido manejado por el presidente Calderón desde Los Pinos apartándose de los principios que le dieron vida a ese partido.

A las pocas horas del secuestro del panista, al parecer sucedido el viernes 14 de mayo por la noche, se supo que García Luna había logrado localizar el número de una llamada hecha por uno de los captores, lo que motivó la advertencia de estos al propio funcionario de que si no cesaba su pesquisa, matarían al controvertido político y litigante. Se presume que el recado iba acompañado de la primera fotografía con un mensaje a su familia que circuló por las redes sociales del panista con los ojos vendados y el torso desnudo.

El mismo día de su secuestro, corrió la noticia de la supuesta captura de ‘Nacho’ Coronel por un comando militar en Zapopan, Jalisco, sucedida horas antes de la desaparición forzada del panista. Aquel mismo viernes 14 de mayo había trascendido que tras un operativo militar “podría estar detenido” Coronel Villarreal, allegado a Joaquín “El Chapo” Guzmán. Se especuló que la intención era intercambiar a Fernández de Cevallos por Coronel. Pero hubo mutis oficial y mediáticamente la versión empezó a diluírse.

El 25 de julio circuló otra foto del panista por las mismas redes sociales, supuestamente enviada por los mismos “misteriosos desaparecedores’ en la que, igual, con los ojos vendados y el torso desnudo, se le veía sosteniendo una revista Proceso con fecha 23 de mayo en la que aparece su rostro en la portada. Ese envío traía otro mensaje de Diego a su familia con fecha 10 de junio.

Pero los supuestos captores anexaron un comunicado con fecha 20 de julio, donde señalaban, entre otras cosas, que “los órganos de inteligencia (del gobierno mexicano) siguen sin pistas sobre el lugar donde se encuentra el incómodo desaparecido”, lo que hace suponer a algunos que el panista pudiera estar confinado en otro país mientras  terminan la negociaciones.

El jueves 29 de julio se dio a conocer, sin que mediara prueba de ello, que ‘Nacho’ Coronel, allegado al líder del cártel de Sinaloa, había resultado muerto al resistirse a ser capturado por el Ejército en un operativo militar efectuado en una de sus casas ubicadas en Zapopan, Jalisco, donde se dice que había vivido más de diez años sin ser molestado por autoridad alguna.

Hay quienes creen que después de eso, no tardará en aparecer el ‘Jefe’ Diego. Y de paso, es evidente que se quiere crear la ‘percepción’ de que la guerra contra los capos del crimen organizado y de las mafias del narcotráfico es pareja, es decir, que también incluye al cártel del ‘Chapo’.