Archivo de la etiqueta: Presidencia

Beatriz va por el DF

PAULINO CÁRDENAS

Si Enrique Peña Nieto y Beatriz Paredes Rangel ganan, uno la Presidencia de la República, y otra el Distrito Federal, el poder del país entero volverá de hecho, para bien o para mal, a manos del PRI. Habría que decir que ella, desde que en 2006 aspiró a ser jefa de gobierno y quedó en tercer lugar frente a Marcelo Ebrard y Demetrio Sodi, no pensaba bien a bien volver a intentarlo, aunque en su fuero interno seguía latente el anhelo. Fue hasta que el ex mandatario mexiquense pronunció su nombre como la mejor para contender por la capital del país, que le latió fuerte el corazón. Aunque algo ya sabría de antemano la noticia la tomó por sorpresa.

El virtual ‘destape’ fue el 25 de septiembre pasado, en el contexto del quinto informe de labores del ex perredista –ahora senador por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM)– René Arce, cuando en entrevista el ex gobernador del estado de México aseguró que si ella aceptaba participar en la contienda por la jefatura del Distrito Federal, él la respaldaría. Esto lo mencionó minutos después de que Arce había expresado su apoyo a las aspiraciones del político mexiquense en su candidatura presidencial.

Al concluir el acto, se le preguntó a Peña Nieto a quién preferiría para el GDF, si a Arce o a Paredes, y comentó que aunque había que escuchar los pronunciamientos que hicieran quienes aspiraban a la jefatura, “es claro que mi identificación es con Beatriz Paredes. Es correligionaria, es mi amiga, y habrá que escuchar pronto si hay definición por parte de ella por participar, y de ser así, pues evidentemente tendrá todo mi respaldo y todo mi apoyo y toda mi simpatía”.

En una de sus primeras declaraciones sobre el pronunciamiento que hizo sobre ella el precandidato único del PRI a la Presidencia de la República, la ex legisladora indicó que la ciudad de México requiere una alternancia en la forma de gobernar y que es hora de un cambio en el que se escuche a todos los habitantes de la megametrópoli mexicana.

Muchos dan por hecho que Paredes Rangel podría recuperar el último bastión que le queda al PRD –el cual ha tenido bajo su mando desde 1997–, debido en gran parte a que muchos capitalinos están hartos de los gobiernos demagógicos y autoritarios con los que ha manejado la ciudad de México, sin desdoro de la larguísima experiencia que tiene en su amplia carrera política la ex diputada.

Ni juntos, sus otros dos contrincantes –Miguel Angel Mancera, ex procurador capitalino que representará a las izquiedas capitalinas, y la activista Isabel Miranda de Wallace designada por ‘dedazo’ por la cúpula del PAN que se maneja desde Los Pinos–, le llega a los tobillos a la virtual candidata única al gobierno del Distrito Federal.

La ex gobernadora de Tlaxcala ha sido senadora y diputada federal y local en varias ocasiones; presidenta nacional de su partido; subsecretaria de Gobernación y Reforma Agraria; lideresa de la CNC y embajadora de México en Brasil y Cuba, entre otros cargos. Presidió el Congreso en tres ocasiones, 1979, 2001 y 2002; la Cámara de Diputados en la LIII Legislatura, y el Senado en la LVII.

Por sus pugnas internas, el PRD acabó eligiendo al ex procurador Mancera, quien no es perredista ni pertenece a ninguno de los otros partidos de izquierda a los que representará en la contienda para suceder a su jefe en julio próximo. Además,su experiencia administrativa es reciente como lo señaló Beatriz Paredes. “Lo que conoce es su materia (la procuración de justicia), porque tiene muy poco de haberse incorporado a la función pública”, resaltó.

Sobre la señora Miranda de Wallace, la ex gobernadora de Tlaxcala sostuvo que “el PAN tomó una decisión y seguramente los militantes activos de ese partido deben haberse sorprendido, pero es una decisión de ellos y no la juzgo”. Dijo que “el Distrito Federal merece capacidad, experiencia y honradez, y nosotros tenemos todo eso”. La ex legisladora se avocó de inmediato a armar su equipo con el que podría arrebatarle al PRD su útimo bastión de donde se provee no sólo de votos sino los recursos económicos de las campañas de los jefes de gobierno.

La penúltima columna que sostenía al perredismo era Michoacán, pero el pasado viernes 20 de enero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación avaló la legitimidad de la elección de gobernador de ese estado celebrada el domingo 13 de noviembre pasado, y ratificó el triunfo del priísta Fausto Vallejo Figueroa.

Por lo pronto, Beatriz Paredes habrá de demostrar que, aún sin infraestructura ni las redes de complicidad que ha ido desde hace tres lustros tras el dinero en el DF, el PRI puede lograr el triunfo para el tricolor. Y si a la par gana Peña Nieto la Presidencia en julio próximo, México quedaría de hecho en poder cuasi absoluto del Partido Revolucionario Institucional, para bien o para mal.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

En puerta agarrón jurídico

PAULINO CÁRDENAS

Como respuesta a la acusación que acaba de interponer en la Corte Penal Internacional de La Haya un grupo de intelectuales, académicos y periodistas contra del presidente Felipe Calderón, los titulares de la Defensa y la Armada, el secretario de  su gabinete de Seguridad Pública y varios líderes de los cárteles entre ellos a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, la Presidencia dio a conocer un desplegado que se publicó en todos los diarios del país y medios electrónicos de alcance nacional e internacional, en el que señala que el mandatario panista analiza ‘todas las alternativas para proceder legalmente’ en contra de quienes lo acusan de cometer esos delitos.

El gobierno federal asegura que esas imputaciones ‘son falsas y calumniosas’ y considera que no hay elementos para iniciar ese procedimiento penal, para lo cual esgrime tres argumentos: a) “La estrategia para combatir el crimen organizado no constituye un crimen internacional”; b) En cuanto a las violaciones de los derechos humanos afirma que “el ejército ha intervenido a petición de los Estados y Municipios”, y c) “El Estado no está en guerra permanente y no hay ataque generalizado contra la población civil”. Por tanto busca la manera de proceder contra sus acusadores.

Por su parte Netzaí Sandoval, el abogado mexicano que formuló la denuncia a nombre de varios interesados y con la firma de 23 mil ciudadanos adherentes, manifestó que resulta inaceptable la respuesta del Gobierno federal a esa denuncia interpuesta porque está fuera de lógica tratar de reprimir las voces de la ciudadanía que está ejerciendo su libertad de expresión y que de ninguna manera permitirá que el gobierno le trate de quitarle su derecho a defenderse judicialmente.

Añadió que lo que anuncia el comunicado oficial de la Presidencia de que se estarían explorando todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes realizaron la denuncia, lo único que pretende es conculcar un derecho que establece la Constitución, por lo que considera que al final esa demanda lo que ocasionará es “dejar solo al Gobierno mexicano”. Señala el abogado que además queda la percepción de que el Presidente parecería estar defendiendo también los actos criminales de los cárteles de la droga.

El comunicado asienta que ‘es absurdo’ equiparar las acciones de un gobierno democrático para garantizar la seguridad, con delitos de lesa humanidad que se cometen por Estados “autoritarios”. Añade que “las imputaciones al Gobierno de México son claramente infundadas e improcedentes, como lo señalan ya las voces más autorizadas en la materia”.

Afirma que las acusaciones “constituyen en sí mismas verdaderas calumnias, acusaciones temerarias que dañan no sólo a personas e instituciones, sino que afectan terriblemente el buen nombre de México, por lo cual, el Gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan en distintos foros e instancias nacionales e internacionales”.

En el documento de la Presidencia, el gobierno de Calderón justifica su guerra contra el crimen organizado: “Ante el clamor de ayuda expresado por los ciudadanos que sufren esta situación en algunas regiones y la petición expresa de sus autoridades estatales, el Gobierno de la República ordenó que se apoyara a tales autoridades y se combatiera a la delincuencia organizada con estricto apego a la ley.

Agrega que en con esas acciones, las fuerzas federales cumplen con sus deberes constitucionales y legales, “señaladamente los de cumplir y hacer cumplir la ley, preservar la Seguridad Interior del país, coadyuvar en el establecimiento de la Seguridad Pública y apoyar al Ministerio Público en la investigación y persecución de los delitos, y se han desempeñado bajo órdenes explícitas de actuar con pleno respeto a la ley, a las garantías individuales y a los derechos humanos de todas las personas”.

En la legislación mexicana no están tipificados los delitos de crímenes de guerra, genocidio ni de crímenes de lesa humanidad, no obstante que en la guerra de Calderón contra la delincuencia organizada y los cárteles se han dado estos casos en víctimas inocentes por parte de quienes combaten a los criminales y de agentes del gobierno que cometen abusos contra la población en general, por lo cual los acusadores asistieron a La Haya.

Como sea, el escándalo que se avecina será fenomenal, si es que de veras hay revire jurídico del gobierno federal en contra de los demandantes. Habría que ver si al gobierno le conviene, en plena época electoral, entrarle a ese toro de lidia que seguramente lo podría embestir y hacerlo quedar mal ante la afición o de plano esperar si el mencionado tribunal penal internacional le da curso o desecha la acusación.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


‘Bebesaurios’, para nada

PAULINO CÁRDENAS

Sus enemigos políticos apuestan a que Enrique Peña Nieto personificará no sólo el regreso del PRI al poder en México sino la versión corregida y aumentada de lo que fueron los antiguos dinosaurios políticos de su partido, por lo que muchos lo ven como el ‘bebesaurio’ que seguiría los pasos de sus ancestros del mismo partido porque lleva en sí el ADN de ellos, no obstante que sus seguidrores y fans le dan el beneficio de la duda en espera que al llegar a Los Pinos pudiera actuar con ideas renovadas para sacar al país del lamentable estado en el que lo dejará el actual gobierno panista en cuanto a inseguridad y economía.

Igual que Vicente Fox cuando logró la hazaña de sacar al PRI de Los Pinos, el ex gobernador mexiquense tendrá en sus manos la oportunidad –si gana la Presidencia en el 2012 como coinciden hasta sus adversarios políticos– de darle la vuelta de 180 grados al rumbo del país, empezando por dos cambios urgentes: uno el de bajar los niveles de inseguridad, violencia y miles de muertes que ha dejado la empecinada guerra que ha sido la prioridad del segundo gobierno panista, y otro, el de incentivar la economía para sacar al país de la peligrosa depresión en la que se encuentra, porque todo se lo ha llevado la narcoguerra.

Peña Nieto no sólo es el favorito de Televisa para sacar al PAN de Los Pinos, sino también de muchos mexicanos que ven en él lo que a finales de 1999 y principios del 2000 miles –que luego sumaron millones–, vieron en Vicente Fox: la esperanza de un cambio que había sido promesa de campaña del guanjuatense y que acabó decepcionando a los mexicanos casi desde que comenzó aquel primer sexenio panista. Muchos ven al ‘candidato inevitable’ del PRI como al protagonista que podría propiciar un cambio de veras, positivo y radical, a favor de la nación y sus habitantes.

Esto no obstante que sus enemigos políticos han empezado a emplazar sus baterías contra él, en busca de quitarlo de plano del camino hacia Los Pinos. Él mismo tiene considerado ese escenario de ‘guerra de lodo’, sobre todo –aunque no lo dijo en la entrevista con Joaquín López Dóriga la noche de su autodestape formal–, las que provengan de los hombres del Presidente y de quien viene hablando de que Peña Nieto es el candidato de la ‘mafia del poder’, Andés Manuel López Obrador.

Ha sido precisamente el tabasqueño quien ha venido asegurando que el ex mandatario mexiquense ha tenido de asesor principal al ex presidente Carlos Salinas de Gortari y el importante apoyo mediático de Televisa, empresa con la que están en la misma frecuencia de intereses ‘los 30 potentados que son los dueños de México’ como lo ha venido señalando quien fuera candidato presidencial. ¿Quiénes serían sus asesores de cabecera si llega a la Presidencia?, es lo que preguntan desde ahora muchos mexicanos.

Cuando Fox resultó ganador ‘de calle’ en las elecciones del 2000 y nombró a quienes serían sus cuadros principales en el gabinete, muchos creyeron que la idea del ‘cambio’ iba en serio. Varios de ellos eran protagonistas de la lucha democrática de entonces que habían configurado el grupo San Angel, pero de poco sirvió. Fueron varios los factores que lo impidieron.Entre ellos la frivolidad y su estilo de gobernar arrancherado. Esto, junto al hecho de que el PRI siguió siendo el partido con el mayor número de votos en el Congreso.

Pero lo peor fue su debilidad a la que quedó sometido y subyugado por su entonces coordinadora de prensa Martha Sahagún, quien acabó siendo clave en las decisiones del poder en su calidad de ‘pareja presidencial’ como la presentaba Fox después de contraer matrimonio con ella, por lo que aquellas audaces promesas de ‘cambio’ quedaron olvidadas. El guanajuatense fue un gran candidato pero un pésimo Presidente que perdió la oportunidad histórica de poner fin a una época de autoritarismo priísta e insolencia política que Mario Vargas Llosa calificó como ‘dictadura perfecta’.

Ojalá que Enrique Peña Nieto no resulte así. Sus seguidores y fans esperan que si gana como abanderado priísta y triunfa el próximo año –si es que ningún imponderable lo impide– esa victoria no signifique un mero reemplazo de persona y de partido en Los Pinos. Quiere a alguien que sea un líder verdadero que encabece la transformación de la realidad política, social y económica de México.

El país no quiere un ‘bebesaurio’ que venga a reencarnar el pasado autoritario de aquel priísmo insolente que hartó a los mexicanos como ahora los tiene hartos la administración calderonista con tanta inseguridad, tanta sangre derramada y el olvido de otras prioridades. No quiere mentirosos que no cumplan sus promesas de campaña. La gente quiere paz no guerra; quiere a alguien que con decisión, sensibilidad política y sentimiento nacionalista, encarne las profundas transformaciones que le urgen a México.

pcardenascruz@yahoo.com.mx



Todos contra Peña

PAULINO CÁRDENAS

Una vez concluido su mandato al frente del gobierno del estado de México, el llamado ‘candidato inevitable’ del PRI, Enrique Peña Nieto, será el blanco favorito de sus enemigos políticos: del PAN, de quien maneja desde Los Pinos a este partido, de todo el blanquiazul en pleno y de los aspirantes de otros partidos que se oponen a que el ex mandatario mexiquense llegue a la Presidencia en el 2012. Todo esto, pese a que él sigue guardando las formas y no ha dicho que aceptará ser el abanderado de su partido para la contienda electoral del año próximo, en espera de los tiempos señalados por este instituto político que no tardan en cumplirse.

Desde ahora, quien dejó el cargo el pasado jueves 15 de septiembre para darle paso a su sucesor Eruviel Ávila, será objeto de un severo escrutinio de su sexenio, para empezarlo a denostar sacándole los ‘trapitos al sol’, ya que para los demás partidos será quien personifique el regreso al autoritarismo priísta y de todos los males que le ha achacado el PAN y el PRD a los más de 70 años que ese partido ejerció el poder en todo el país, lo que provocó el hartazgo de la gente que acabó votando en el 2000 por Vicente Fox, quien por andar de enamorado acabó sucumbiendo a la voluntad de su Dulcinea, olvidándose de las promesas de ‘cambio’ que había hecho a los mexicanos.

Lo mismo sucedió con su sucesor el también panista Felipe Calderón, quien igual dejó de cumplir sus promesas de campaña. empezando por aquella que sería el ‘Presidente del Empleo’ al preferir el rol de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y emprenderla contra las mafias del narco y del crimen organizado, sin saber con quiénes se metía, guerra que hoy por hoy lo tiene a borde de la desesperación al darse cuenta que sus asesores bélicos lo engañaron con que esa sería una batalla fácil de lograr si usaba al Ejército como policías, lo que por supuesto que no ha sido cierto.

A Peña Nieto le empezarán a rascar sobre los gastos que realizó durante sus seis años de gobierno, de su súbito historial político que le propició el grupo Atlacomulco, especialmente el ex gobernador Arturo Montiel con quien trabajó y quien lo lanzó como candidato para que fuera su sucesor, así como aspectos de su vida privada, el polémico caso de la niña Paulette y muchas otras cosas que le estarán preparando sus enemigos políticos, quienes harán todo lo que esté a su alcance para buscar cerrarle el paso hacia Los Pinos.

Incluso se dice que la maniobra de los hombres del poder estarían convenciendo a priístas destacados para hacerle el caldo gordo al empecinamiento del PAN-gobierno que no quiere que sea quien abandere a su partido  para el 2012. Se dice que habría hombres de nombre en el tricolor que no dudarían en sumarse abierta o discretamente a las presiones y maniobras que formarían parte del moralismo político con el que buscarán debilitar al llamado ‘candidato inevitable’ del PRI, para mermar la ventaja que ha venido sosteniendo por encima de los aspirantes de otros partidos, según todas las encuestas.

Buscarán por todos los medios incluido el recurso de la elocuencia política –que por cierto escasea en el panismo y el perredismo– no sólo denostar al ex mandatario mexiquense, sino que buscarán documentar los excesos que habría cometido como gobernador mexiquense y sacarlos a la luz pública, además de señalarlo como el nuevo ‘enemigo para México’ que personificaría como abanderado de un partido cuya fama volverá a salir a relucir en sus partes más vulnerables, con toda la rabia y actitudes extremistas que no se habían visto desde que Andrés Manuel López Obrador pretendió llegar a la Presidencia. Con expedientes administrativos, jurídicos y morales, sin duda buscarán meterle el pie para que tropiece y provoque la efervecencia y la división, primero en su partido, y luego en el ánimo de la gente que siente simpatía por él.

Contra todos esos aventureros de la grilla a la mexicana habrá de enfrentarse Peña Nieto, quien por su parte tendrá a su favor muchas cosas con las cuales revirarle a sus enemigos políticos. Toda una retahíla de ‘perlas’ que ya habrán sido recopialadas por sus estrategas, para dar la lucha contra las instancias de poder que buscarán sacar del camino al ex  mandatario mexiquense. Sabe que hay muchas cosas en contra de los gobiernos panistas, sobre todo contra el que encabeza Felipe Calderón, como para darle la vuelta a la tortilla.

Si el ‘candidato inevitable’ del tricolor transita por ahí, a ver quién lo para. Sólo que algo inesperado podría evitarlo. De lo que no hay duda es que él y su partido serán los grandes enemigos a vencer. Ojalá que esa lucha política no acabe siendo lo monstruosa que se avisora.

pcardenascruz@yahoo.com.mx 


¿La familia vs. ‘La Familia’?

PAULINO CÁRDENAS

Señalábamos ayer en este espacio que en Michoacán corre la versión, entre las espantadas familias que ven cómo se militarizan cada vez más sus calles, que el pleito no es tanto entre ‘La Familia Michoacana’ y ‘Los Zetas’ y otros cárteles, sino de la familia Calderón Hinojosa contra ‘La Familia’, para dejar ‘limpia’ la plaza y que todo esté ‘en paz’, con miras a las elecciones del año próximo en la que habrá cambio de gobierno y donde la hermana del Presidente, Luisa María, iría de mano por el PAN.

Esto coincide con lo que dio a conocer la Presidencia el martes en un comunicado conjunto del gabinete de seguridad, donde señala que “el gobierno federal refrenda su compromiso para que, en el caso de Michoacán, sea la autoridad electa democráticamente la que gobierne esta entidad y no esté sujeta a los intereses criminales de la delincuencia organizada”.

En dicho comunicado se afirma también que esa organización criminal, lejos de proteger a los michoacanos, los lastima profundamente. Asegura que “comete homicidios, extorsiona y secuestra; fomenta la incorporación de menores al mercado de las drogas y a su estructura operativa a través de la adicción; y utiliza tácticas de propaganda para generar un clima de intimidación social y ampliar el margen de impunidad bajo el cual cometen y justifican su actividad criminal”.

Sin embargo, es un hecho que a la fecha muchos michoacanos simpatizan con ese cártel por múltiples favores recibidos por esa organización criminal, en virtud de los evidentes vacíos que han dejado los gobiernos federal, estatal y municipales para solucionar problemas de subsistencia de la gente sobre todo de la más pobre. Aunque esto moleste al gobierno y al gabinete de seguridad, muchos michoacanos están con ‘La Familia’.

Además se preguntan por qué el virulento acoso de las fuerzas gubernamentales armadas es sólo contra ‘La Familia Michoacana’, mientras que a ‘Los Zetas’ y otros grupos que pelean la plaza, no son perseguidos con la misma ferocidad en aquella entidad. Dicen que ahora todo lo malo lo tiene ‘La Familia Michoacana’ ¿Y el cártel de ‘El Chapo’ tiene aureola? ¿O su Padrino quién es? ¿Y Ciudad Juárez?, preguntan.

Se cuenta que desde que era presidente electo, Felipe Calderón sabía, de boca del entonces gobernador de Michocán, Lázaro Cárdenas Batel, que ese estado era uno de los que estaba siendo rebasado por las mafias del narcotráfico en la República. Esto habría motivado, entre otras cosas, la decisión de iniciar la Operación Conjunta Michoacán el 11 de diciembre de 2006 una vez que Calderón asumió el cargo como Presidente.

El 15 de septiembre de 2008 vino el estallido de dos granadas en Morelia. Ocho meses después se dio el famoso ‘Michoacanazo’ con el que el gobierno federal quiso poner en evidencia al gobierno del PRD que encabeza Leonel Godoy Rangel, al realizar una suerte de ‘razia’ y haber detenido hace más de un año a 36 funcionarios del sol azteca, acusados de vínculos con el narcotráfico, entre ellos varios alcaldes, quienes al final quedaron en libertad, excepto uno.

Ese golpe contra la supuesta narcopolítica michoacana no le funcionó a Calderón. En aquel operativo simultáneo del 29 de mayo de 2009  en que fueron aprehendidos los funcionarios y alcaldes de Michoacán, tambien habría sido arrestado Julio César Godoy Toscano, medio hermano del gobernador Leonel Godoy Rangel.

Fuentes confiables señalan que hubo una negociación entre el mandatario michoacano y la Secretaría de Gobernación en el sentido de que, si dejaban en libertad a Godoy Toscano, el gobernador no levantaría la voz ni haría ningún escándalo por el arresto.

Dos meses después, en julio del año pasado, el medio hermano del gobernador ganó como diputado federal y más tarde rindió protesta en San Lázaro. Pero algo sucedió en el camino, ya que aquel pacto se rompió, y finalmente el pasado martes se selló su destino con el desafuero que acordaron en su contra los integrantes de la Cámara de Diputados.

El asunto parece haber quedado un tanto en el limbo, porque el ex diputado no podrá ser detenido hasta que se agote una averiguación previa y un juez ordene detener a Godoy Toscano, a quien se le vincula con el cártel michoacano. Y en ese lapso pueden pasar muuuchas cosas. Entre otras, se espera la reacción de ‘La Familia’ contra quienes han propiciado la embestida armada en su contra.

 

El ‘sí pero no’ de Calderón

PAULINO CÁRDENAS

No es coincidencia, simplemente es convencimiento. Ni el presidente Felipe Calderón ni su secretario de Salud tienen claro si podrá lograr el PAN seguir en Los Pinos en el 2012. En ambos subyace el convencimiento de que el sucesor en Los Pinos pudiera provenir de las filas del tricolor, aunque para simularlo el mandatario panista haya dicho que “eso está por verse”. Un ‘sí pero no’ que ha empezado a causar malestar en las filas panistas y que sin duda será aprovechado por la disidencia albiazul.

Sus declaraciones las hizo Calderón en Los Pinos a medios radiofónicos, en otra estrategia mediática que le prepararon sus asesores y en los que empezó a tratar de explicar y explicarse lo que parece inminente. Pero no sólo habló del posible regreso del PRI a Los Pinos sino también de las alianzas. Aceptó que “quizá esa sea la tedencia” pero también reconoció que las alianzas dificultan la acción de gobernar. “Concretamente no me siento cómodo con esa dualidad”.

Añadió: “Definitivamente, es algo muy complejo que dificulta enormemente la tarea de gobernar, sobre todo porque ni las alianzas electorales se traducen en apoyos legislativos consistentes, ni tampoco los acuerdos legislativos se traducen muchas veces en comportamientos pues más o menos adecuados o equitativos en los procesos electorales, sobre todo en los ámbitos locales”.

Uno de los periodistas a los que concedió entrevista fue a Pablo Hiriart del grupo Imagen, con quien también habló de la segundas vuelta electoral. Señaló que a su juicio esta opción sería mejor que las alinazas. “Es un mecanismo que me sigue pareciendo más interesante, yo creo que eso es más sano que el mecanismo de integración de alianzas electorales por oposición o por reacción”, señaló.

A las declaraciones de Calderón siguieron las de su secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, panista guanjuatense quien también puso en duda que el PAN pudiera seguir gobernando a nivel federal y en los etados en donde habrá relevo de mando y en los que el PAN gobierna. Dijo que para ganar la Presidencia de la República en el 2012 se requiere que no haya divisiones internas en el PAN e hizo un llamado a sus compañeros de partido a “no dormirse” y recordar que la marca no se vende sola.

Mencionó el funcionario  -quien encabeza la lista de candidatos panistas para ocupar la guernatura de su estado- que no está descubriendo el hilo negro al señalar que se podría perder Guanajuato en el 2012, de fracturarse el PAN. Señaló que la causa principal que un partido pierda las elecciones es el divisionismo externo, “y nosotros lo acabamos de vivir el año pasado”.

Córdova Villalobos fue entrevistado al término de la clausura de la décima Semana Binacional de Salud, en donde el fincionario hizo hincapié en que “esta recesión nos debe llevar a fortalecer al Partido Acción Nacional en sus estructuras internas y reforzar la proyección del partido a la sociedad” (…) Y “no nada más 15 días antes de la elección; esto se tiene que dar a través del cumplimiento de las promesas de campañas, de la realización de logros y acciones a favor de la ciudadanía”

¿Hay riesgos de que el PAN pierda la presidencia en el 2012? Le preguntó un reportero. Córdova respondió: “Yo creo que todavía es muy temprano para poder presagiar la pérdida de la gubernatura de Guanajuato o la Presidencia de la República, pero lo que sí es claro es que hay que trabajar y mantenerse unidos, si no el panorama estará muy complicado”.

Ambos comentarios, el del presidente Calderón y el de su secretario de Salud, han provocado no sólo inquietud entre los panistas de alcurnia sino malestar entre las propias filas del partido albiazul, que ven desde ahora que no hay el convencimiento de ánimo que debería haber, principalmente por parte de quien maneja de hecho los destinos del PAN desde Los Pinos, con miras al 2012. Esa ambivalencia del ‘sí pero no’, causará revuelo, sobre todo entre el panismo disidente.

La Presidencia desmiente al Presidente

PAULINO CÁRDENAS

El hecho llegó al extremo de los colmos. La Presidencia de la República, en un comunicado oficial, desmintió al presidente Felipe Calderón, quien había dado por muerto al administrador aduanal Francisco Serrano Aramoni en un acto celebrado en Veracruz, funcionario que permanece en calidad de desaparecido según la aclaración; los datos de su deceso, dice el documento, se debieron a ‘información errónea’.

Anteayer miércoles, durante la Ceremonia Conmemorativa del XCVI Aniversario de la Defensa del Puerto de Veracruz, el jefe del Ejecutivo, durante su discurso oficial,  confirmó la muerte del administrador de Aduanas Marítimas del puerto de Veracruz, quien desde el pasado 1 de julio de 2009 había desaparecido y las autoridades lo daban por secuestrado.

Más tarde, ese mismo día, a través de un comunicado, Presidencia señaló que durante la citada ceremonia, el presidente Calderón había hecho referencia a la valiosa participación de la Armada de México, que coadyuvó en la captura de José Osiris Cruz, presunto secuestrador del administrador Francisco Serrano Aramoni.

“Sin embargo, la referencia en el sentido de que el señor Serrano Aramoni había sido encontrado asesinado es una información errónea, basada en versiones ofrecidas por personas implicadas en las averiguaciones, las cuales no han sido corroboradas”. Dicho en franco español, Presidencia desmintió al Presidente. Y esto no es niguna’percepción’, es un hecho.

Pareciera que alguien, dentro del mismo círculo primario del presidente Felipe Calderón, sin siquiera ostentar cargo o desempeño imporante alguno dentro del rol de seguridad pública o de mandos de alto rango policiales o de las fuerzas federales armadas, quisiera ridiculizarlo memorablemente de cara a la nación y ponerlo en evidencia más de lo que él mismo se ha ocupado de hacer para consigo mismo, cada vez que dirige mensajes a los mexicanos relacionados con la narcoguerra.

Con ese tipo de errores va aumemtando la falta de credibilidad en su investidura, lo que habrán de aprovechar sus más acérrimos críticos y antagonistas políticos. No obstante ese tipo de pifias verbales, entre sus más escépticos contrarios de su ideología partidista hay quienes reprueban que dentro de su propio equipo haya infiltrados de ínfima categoría dándole datos que, al querer improvisar su discurso e insertar los equívocos que le aportan, lo hacen ver mal.

Como ha sido signo distintivo de Calderón de dar respuesta o decir las cosas al bote-pronto, está ocasionando que quienes quieren ridiculizarlo , dentro de su primer círculo, hallen en él fácil presa de sus perversas intenciones. Nadie sabe si es por candidez o por  exceso de confianza que el Presidente hace caso a ciegas del tarjeteo que le pasan y que da oficialmente por buenas, sin que la información haya sido checada o previamente corroborada. Si esas cosas fueran dichas por otro cualquiera, nada pasaría.

Felipe Calderón debería entender que ya va siendo hora de darle una muy fuerte sacudida a su primer círculo de colaboradores, especialmente al de seguridad pública donde resulta obvio que sigue prevaleciendo la falta de coordinación, el caos, la anarquía y la mala fe de más de uno de sus hombres de confianza, quienes se siguen mofando de su docilidad y mostrando para con su jefe una aviesa falta de lealtad.

Los errores del Presidente son cada vez más frecuentes, lo que luego lo obliga a pedir perdón o solicitar minutos de silencio extemporáneamente. Lo que no debería permitir Calderón es que se lo sigan chamaqueando sus propias gentes, por ser quien representa para muchos la más alta investidura del país, pero además por su propia salud e imagen pública. Más como están las cosas en México.

Sus ‘queridos amigas y amigos’ a los que se dirige cotidianamente, están hartos de engañifas, errores y humillaciones de sus gobernantes; humillaciones que, como en este caso específico, hasta sus más acérrimos adversarios lamentan. Deberían rodar cabezas pero él prefiere ‘aguantar vara’ como decía su antecesor. ¿Por qué? Nadie sabe, aunque muchos se lo imaginan.