Empezó la efervescencia para el 2012

PAULINO CÁRDENAS

Tanto el PRI como el PAN y el PRD, con sus respectivos partidos satélite, ya andan en  busca de ver los caminos que habrán de emprender en breve, toda vez que el banderazo de salida para las elecciones del 2012 la dio el domingo Andrés Manuel López Obrador quien, fiel a su principio de ‘al diablo con las instituciones’, anunció que el va de nuevo por la Presidencia y que no esperará a saber quién de los aspirantes de la izquierda esté mejor posicionado para lograr la candidatura, sino que de plano él, con su capital de 15 millones de simpatizantes que dice tener, por lo pronto va para adelante y por la libre.

Pero los demás partidos andan en las mismas, sólo que no lo dicen abiertamente. Cada uno ha apurado igual sus proyectos de estrategias para saber de qué manera, en el caso del blanquiazul y el sol azteca, podrían derrotar el año próximo al candidato del PRI en el estado de México, entidad que es símbolo y bastión tricolor para sus aspiraciones de alcanzar llegar a Los Pinos en las elecciones que se celebrarán el 3 de julio del 12.

Esta plaza, que domina su gobernador Enrique Peña Nieto, el aspirante más adelantado del priísmo para el 2012, significa para la dupla panista-perredista todo un reto porque considera que lograr un triunfo en la entidad mexiquense, aunque sea en coalición, sería tanto como romperle las alas a un pájaro que vuela veloz en veloz a posarse en Los Pinos a donde todo inica que llegará, a no ser que alguna imponderable turbulencia lo haga variar el rumbo.

Por lo pronto, al PRI en apariencia no le preocupa qué aspirante habría de escoger la coalición de PAN-gobierno y la izquierda sometida para el estado de México. De cualquier modo, el tricolor tendría que designar a un candidato con varios atributos: que sea un trabuco políticamente, un hombre de nombre, inteligente, elocuente y carismático  que arrastre multitudes. De otra manera, el tricolor solito, aún con su partido satélite, difícilmente alcanzaría el triunfo.

Lograr la victoria en el estado de México es el gran reto y la gran apuesta del PAN y del PRD, la dupla ‘antinatura’como le llamó el senador priísta Manlio Fabio Beltrones. Y aunque no lo parezca desde ya hace rato que en los ‘cuartos de guerra’ de cada partido han estado analizando casi en secreto qué pasos deben seguir para ir tejiendo las estrategias que mejor los posicione ante las preferencias de opinión pública, y sobre todo frente a su oponente principal.

El reto del partido albiazul es tratar de escoger a un candidato que pudiera ir macizo por el triunfo en el estado de México. ¿Con qué posibles candidatos cuenta? Uno propio es Josefina Vázque Mota, pero no quiere porque anda esperanzada en ser la ‘buena’ para la ‘grande’. Otro, ajeno al grupo en el poder, es Santiago Creel que sí quiere.

Se dice que al doctor Juan Ramón de la Fuente, el dirigente panista César Nava ya le planteó ser el para abanderar una colaición opositora al PRI en el Edomex. La dirigencia perredistas está más que de acuerdo y ve con muy buenos ojos la propuesta. Sólo que el ex rector de la UNAM prefiere esperar turno para el 2012.

Alguien que pudiera lograr el triunfo en la entidad mexiquense con el apoyo de todas las izquierdas es Alejandro Encinas, sin duda de los hombre de más confianza de López Obrador. Si así fuera y ganara en 2011 la gubernatura del estado de México, el tabasqueño podría casi casi garantizar su triunfo en el 2012. Sólo entre el DF y la entidad mexiquense, más sus 15 millones de votos duros que dice tener, la suma de sufragios sería devastadora para cualquier otro candidato, si como se cree, cada cual irá solo para la contienda presidencial.

¿Y Marcelo Erbard, jefe de gobierno del DF? preguntarán muchos, ¿se unirá al final de la película a la candidatura del tabasqueño? Quienes de política saben, la respuesta resulta obvia. ¿Y Carlos Navarrete? Él está, dicen, como la ex titular de la SEP: Son aspiracionistas, pero que se sepa, nadie los toma en serio.

Y por parte del PRI como aspirantes ya empiezan a sonar varios nombres: Luis Enrique Miranda, Alfonso Navarrete Prida, Emilio Chuayffet, Ernesto Nemer, Luis Videgaray, Eruviel Ávila, Alfredo del Mazo Maza, María Elena Barrera Tapia, Amado Acosta y Ricardo Aguilar Castillo. Unos quieren, otros aunque quieran.

Este último, dirigente del PRI mexiquense, criticó que en otros partidos se estén dando “auto destapes” adelantados, refiriéndose, sin mencionarlo, a López Obrador, y descartó que algún militante del Revolucionario Institucional en la entidad mexiquense haya sido contagiado por la “efervescencia” que las otras fuerzas políticas le han dado al tema. ¿Será?

Adviritó a los suyos: “Que nadie se equivoque: el proceso electoral inicia el día 2 de enero de 2011”. Pero la realidad es otra. Para muchos, plegarse a la ortodoxia y reglas del juego electoral, es darle tiempo a que López Obrador haga su tarea con Encinas. La verdad es que los ‘cuartos de guerra’ ya están trabajando.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.